Artes y Cultura
El dilema post-Dylan del Premio Nobel de Literatura: ¬ŅQui√©nes podr√≠an sucederlo?
Publicado por: Emilio Contreras La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅA qui√©n le dar√°n el Nobel de Literatura, despu√©s de a Bob Dylan? Aunque a la Academia Sueca le gusta sorprender al mundo con su elecci√≥n para este galard√≥n, este a√Īo, preocupada por su reputaci√≥n, parece dispuesta a optar por un fallo m√°s tradicional.

Tanto en los cen√°culos cr√≠ticos como en los caf√©s no se oye otra cosa, para suceder al trovador de Minnesota, cuyo premio en 2016 le cost√≥ duras cr√≠ticas a los guardianes del templo Nobel, se optar√° por una elecci√≥n de consenso, que se har√° p√ļblica el jueves.

“La Academia es en realidad una sociedad muy discreta y no debemos esperar nada sensacional” este a√Īo, considera Clemens Poellinger, cr√≠tico literario del diario Svenska Dagbladet.

Tras Gao Xingjian en 2000 y Mo Yan en 2012, un escritor en lengua china, Yan Lianke -laureado con el premio Franz Kafka en 2014, como otros Nobel (Elfriede Jelinek) o nobeles en potencia (Philip Roth, Amos Oz, Haruki Murakami, Claudio Magris)- se perfila como favorito.

En una lista tan larga como incierta, figuran nombres recurrentes, como los del keniano Ngugi wa Thiong’o, la canadiense Margaret Atwood, el francoliban√©s de origen sirio Adonis o el mencionado Magris, italiano.

El lauro de Dylan, que tard√≥ varias semanas en reaccionar y que no acudi√≥ a la ceremonia de entrega de premios, hizo correr r√≠os de tinta, por lo que los 18 acad√©micos este a√Īo probablemente se decanten por un literato m√°s ortodoxo.

“Lo que pas√≥ el a√Īo pasado fue verdaderamente particular. Creo que este a√Īo tendremos un novelista o un ensayista hombre, oriundo de Europa. Exactamente lo contrario de Bob Dylan”, vaticina Bj√∂rn Wiman, director de las p√°ginas de cultura del diario Dagens Nyheter.

El portugu√©s Antonio Lobo Antunes y el alban√©s Ismail Kadar√© tendr√≠an muchas posibilidades, seg√ļn √©l: “podr√≠amos decir que ‘por supuesto, merec√≠an el premio, no hay nada que objetar’“.

A√ļn as√≠, el premio tambi√©n podr√≠a acabar en manos de Atwood, cuya novela “El cuento de la criada” fue adaptada con √©xito para la televisi√≥n; o de Ngugi wa Thiong’o, favorito en las p√°ginas de apuestas por internet. Eso, claro est√°, si no acaban premiando a un perfecto desconocido.

Bola de cristal

Cada a√Īo, en febrero, la Academia establece una lista de todas las candidaturas presentadas por las personalidades habilitadas para ello (antiguos premiados, profesores, etc.) y en mayo la reduce a cinco nombres, que estudian durante el verano antes de decidirse.

Los c√≠rculos literarios suecos tratan, mal que bien, de estudiar minuciosamente las √ļltimas tendencias, con el fin de esbozar el perfil del potencial ganador.

Conforme al esp√≠ritu del testamento que dej√≥ Alfred Nobel, “tiene que ser alguien que trate sobre cuestiones universales, alguien que nos haga reflexionar sobre nosotros”, indica la editora Elisabeth Grate.

Dicho de otro modo: el sexo del laureado. De los 113 premiados hasta ahora, solo 14 fueron mujeres. Pero para Bj√∂rn Wiman, eso no significa necesariamente que este a√Īo el premio lleve nombre de mujer. La Academia Sueca no se cansa de repetir que no tiene en cuenta ni los or√≠genes ni el sexo a la hora de atribuir el galard√≥n.

“Apuesto por un hombre de entre 70 y 80 a√Īos, escritor de numerosas novelas”, profetiza Clemens Poellinger.

En la gran librer√≠a Hedengrens de Estocolmo, el propietario, Nicklas Bj√∂rkholm, destaca las obras de potenciales premiados, como el espa√Īol Javier Mar√≠as, los estadounidenses Joan Didion o Don DeLillo, la polaca Olga Tokarczuk o el israel√≠ David Grossmann.

Su favorito es el poeta coreano Ko Un pues, asegura, “ha llegado el momento [de premiar] a alguien no angl√≥fono y asi√°tico”.

Cada cr√≠tico tiene su favorito y cada Nobel su mordaz detractor. Llegados a este punto, ¬Ņpor qu√© no fiarse de los astros? ¬Ņde las cartas? ¬Ņde las bolas de cristal? El tarot de Zanna, una echadora de cartas consultada por la AFP, saca a relucir el nombre de Yan Lianke. “¬°Est√° claro, todo encaja!”, exclama.

URL CORTA: http://rbb.cl/i4hb
Tendencias Ahora