Artes y Cultura
Isabelle Huppert regresa a Cannes muy tranquila y tomando fotos
Publicado por: René Naranjo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tras el enorme impacto que caus√≥ el a√Īo pasado con su impresionante actuaci√≥n en ‘Elle’, la actriz francesa Isabelle Huppert regresa al Festival de Cannes en un rol mucho m√°s tranquilo en ‘Claire’s Camera’, del director coreano Hong Sangsoo.

Esta película fue grabada en 2016 durante el propio Festival de Cine de Cannes. Fue en este contexto que Hong Sangsoo, cineasta muy reconocido en los circuitos cinéfilos, armó una producción muy ligera, con un argumento sencillo y rodó con Huppert y tres actores coreanos -entre ellos su actri favorita Kiki Minhee.
A Isabelle Huppert le corresponde aqu√≠ el rol de una profesora de sombrero amarillo que llega por primera vez en su vida a Cannes, que habla un ingl√©s muy fluido y que se entretiene tomando fotos polaroid de las personas que conoce. As√≠ es como capta una imagen de una joven coreana (Kim Minhee) que trabaja para una empresa productora de cine en su pa√≠s y que, en pleno festival, acaba de ser despedida por una superiora que la acus√≥ de ser una persona deshonesta. Pronto traba amistad con ella e interviene, de manera indirecta, en esta historia de bajo voltaje dram√°tico que explora el comportamiento de los personajes y la ambig√ľedad de las percepciones humanas.

Entremedio, como ocurre habitualmente en los filmes del director coreano, deambula un hombre -tambi√©n de esa nacionalidad- que es cineasta y que ha sido un bebedor excesivo de alcohol durante largos a√Īos.
El cine de Hong se construye a partir de elipsis, de una observación pausada de las reacciones de los protagonistas y de fragmentos de la realidad que son escamoteados al espectador, de modo que buena parte del sentido del filme debe ser elaborado por cada uno de quienes miran la pantalla. No hay en sus películas explicaciones ni referentes claros; todo es difuso desde lo moral, la subjetividad juega un rol preponderante y existen saltos en el tiempo que vuelven un poco más intrigantes las cosas para el espectador.

En este contexto, en ‘Claire’s Camera’ Isabelle Huppert no posee ninguna gran escena ni ning√ļn momento de intensidad desbordante, de esos que ella interpreta mejor que nadie. Aqu√≠ todo es apacible para ella y a lo m√°s puede escudri√Īar un poco en el dilema moral de la trabajadora coreana despedida.

Con sus 70 minutos de duraci√≥n, ‘Claire’s Camera’ se revela como un ejercicio con encanto acotado, y bien podr√° situarse en la filmograf√≠a de Isabelle Huppert como uno de los roles m√°s tranquilos que ha abordado en su carrera de cuatro d√©cadas.

Tendencias Ahora