Artes y Cultura
Museo peruano exhibe las obras de arte que Sendero Luminoso dedicó a Abimael Guzmán
Publicado por: Emilio Contreras
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un modesto museo policial con objetos del jefe hist√≥rico del sanguinario Sendero Luminoso, Abimael Guzm√°n, refleja el culto a la personalidad que se le rend√≠a y mantiene vivo el recuerdo de lo que represent√≥ para Per√ļ esa guerrilla fundamentalista.

De inspiración maoísta y uno de los grupos guerrilleros más antiguos de América Latina, Sendero Luminoso dejó de ser una amenaza y agoniza desde mediados de la década de 1990 tras la captura de su líder, que marcó el comienzo del declive.

Pertenencias de Abigaél Gumzán, que posan en el museo | Agencia AFP
Pertenencias de Abigaél Gumzán, que posan en el museo | Agencia AFP

No obstante, la policía antiterrorista cree que la intención de su brazo político de participar en elecciones apunta a retomar la lucha armada.

La guerra de Sendero Luminoso, que apeló al terrorismo para atacar a civiles y uniformados y cuya crueldad se comparó a la de los Jemeres Rojos de Camboya, dejó 70.000 muertos entre 1980 y 2000 tras desatarse una represión militar.

El objetivo del museo es mostrar que el mensaje que nos deja el culto a Guzm√°n equivale a muerte y destrucci√≥n“, asegura a la AFP su responsable, el coronel en retiro Jorge Luis Pinz√°s, durante una visita de AFP al local. “Eso es algo que los j√≥venes que no vivieron el terrorismo deben conocer ahora que el Movadef trata de captarlos“.

Muestras del culto a la personalidad de Abimael | Agencia AFP
Muestras del culto a la personalidad de Abimael | Agencia AFP

Se refiere al Movimiento por Amnistía y Derechos Fundamentales, una organización de familiares de guerrilleros presos que la policía considera un brazo político de Sendero Luminoso, al igual que el Frente por la Unidad y Defensa del Pueblo (Fudepp), grupo afín.

Ambas organizaciones son como un lobo con piel de oveja: ellos no quieren una nueva sociedad, ellos quieren destruirla“, asegura el oficial, consciente de que deben hacer frente a la ideolog√≠a radical de Sendero Luminoso que busca seducir a j√≥venes indignados y excluidos del auge econ√≥mico de Per√ļ.

Marx, Mao, Stalin y Guzm√°n

Entre los cerca de 500 bienes incautados, resalta un gran lienzo con Abimael Guzm√°n con rostro p√©treo, atravesando los Andes sobre r√≠os de sangre y con el libro rojo de Mao sobre el pecho. Una imagen mesi√°nica de quien sus seguidores llamaban “Presidente Gonzalo“.

Ernesto Benavides | Agencia AFP
Ernesto Benavides | Agencia AFP

Recorrer el museo es un viaje por la larga noche que vivi√≥ Per√ļ, con fotos de atentados y objetos hechos en las prisiones por senderistas para endiosar a Guzm√°n, la “cuarta espada” del comunismo internacional detr√°s de Marx, Lenin y Mao, seg√ļn sus adeptos.

Buscaban crear la Rep√ļblica Popular de Nueva Democracia¬†y para ello deb√≠an “dar la vida por el partido y por la revoluci√≥n, hoy, ma√Īana y siempre“, seg√ļn se lee en unos cubos de madera tallados.

Ernesto Benavides | Agencia AFP
Ernesto Benavides | Agencia AFP

Pinturas, calendarios, banderas con la hoz y el martillo, monederos, carteras con la inscripci√≥n “Nacidos para vencer“, libros y lentes de Guzm√°n monopolizan un micromundo irreal.

La mayoría de los objetos se incautó desde mediados de la década de 1980 en las prisiones.

El museo y la biblioteca de Guzm√°n, un oscuro profesor universitario de filosof√≠a, tienen un valor ideol√≥gico para Sendero Luminoso: “Militarmente est√°n derrotados, pero la parte sentimental, afectiva, se encuentra cautiva en el museo“, destaca en reserva a la AFP un oficial de inteligencia.

Ernesto Benavides | Agencia AFP
Ernesto Benavides | Agencia AFP

¬ŅVida pol√≠tica?

Los intentos del Movadef/Fudepp por participar en elecciones se han topado con el rechazo de las autoridades. El √ļltimo fue en septiembre de 2016, cuando se desestim√≥ el pedido alegando que deben renunciar a las ideas violentas de su l√≠der, como exige la ley.

Guzm√°n, preso a perpetuidad desde 1992, fund√≥ su partido en 1969 bajo el nombre de Partido Comunista del Per√ļ-SL e inici√≥ en mayo de 1980 una “guerra popular” replicando en los Andes las tesis del l√≠der chino Mao Tse Tung, proponiendo replantear desde cero la sociedad peruana.

Tras su captura y un frustrado acuerdo de paz en 1993 con el gobierno de Alberto Fujimori, hoy s√≥lo subsiste una facci√≥n remanente de unos 400 hombres aliada al narcotr√°fico en el sureste de Per√ļ.

Ernesto Benavides | Agencia AFP
Ernesto Benavides | Agencia AFP

La polic√≠a sospecha que bajo el enga√Īo de sumarse a la democracia, quieren retomar la lucha armada, “y por ello captan a gente que no ha vivido las experiencias del terrorismo“, dice el oficial de inteligencia.

Seg√ļn la polic√≠a, el Movadef/Fudepp cuenta con 2.500 integrantes, 70% de los cuales son estudiantes. Plantean una “amnist√≠a general de civiles, polic√≠as y militares que intervinieron en el conflicto“, lo que incluye a Guzm√°n.

Ernesto Benavides | Agencia AFP
Ernesto Benavides | Agencia AFP

En agosto, el entierro en medio de proclamas de siete senderistas en un cementerio de Lima desat√≥ una pol√©mica. El presidente Pedro Pablo Kuczynski pidi√≥ “desaparecer” el mausoleo donde se les sepult√≥.

Uno puede enterrar a sus muertos de acuerdo a sus creencias”, dijo sin embargo a la AFP Alfredo Crespo, abogado de Guzm√°n e integrante del Movadef.

Ernesto Benavides | Agencia AFP
Ernesto Benavides | Agencia AFP
Agwncia AFP PHOTO / Ernesto BENAVIDES
Agwncia AFP PHOTO / Ernesto BENAVIDES
Tendencias Ahora