Artes y Cultura
Cr√≠tica de Teatro: ‚ÄúToc Toc‚ÄĚ Tics pa‚Äô matarse de la risa
Publicado por: Leopoldo Pulgar
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Como suele ocurrir en las comedias realizadas en Chile, ‚ÄúToc Toc‚ÄĚ tambi√©n descansa, casi en un cien por ciento, en la capacidad histri√≥nica de su elenco.

M√°s a√ļn, si en este montaje intervienen en los roles principales dos actores con formaciones distintas, pero ambos especialistas en el g√©nero: Roberto Nicolini y Sebasti√°n Layseca.

Con la direcci√≥n de Jes√ļs Codina (‚ÄúPijamas‚ÄĚ), esta obra de buen teatro comercial, ingeniosa e inteligente, escrita por el franc√©s Laurent Baffie, seg√ļn la versi√≥n en espa√Īol de Juli√°n Quintanilla, cumple con sus objetivos y mantiene al p√ļblico con la carcajada viva.

De partida, el autor oculta muy bien una gran sorpresa en la sencillez de su trama: seis personas que padecen Trastorno Obsesivo Compulsivo (Toc) coinciden en la consulta de un siquiatra… pero como el tipo tarda en llegar y ellos no quieren perder la hora de la cita, y luego de cierta indecisión, deciden hacer terapia de grupo.

Entonces, mientras exhiben sus trastornos de manera inevitablemente espontánea, cada uno cuenta el origen de su trauma y por qué desean sanar de este problema.

Tics generalizados

En realidad, el Trastorno Obsesivo Compulsivo lo pueden sufrir hombres y mujeres, más allá de las condiciones socioeconómicas y de edad, por más diversas que sean.

Uno de ellos, compulsivamente, lanza fuertes groserías; otro no puede caminar sobre las rayas de un piso… así, de manera sucesiva, cada cual muestra su padecer y la arista cómica y, a veces, bastante cruel, que la caracteriza.

Era obvio que, en esta etapa de conocerse entre extra√Īos surjan ciertos conflictos en el grupo, junto con asomarse algunos rasgos personales.

Todos tienen traumas personales, pero incubados en una sociedad contempor√°nea que los estimula: la soledad, la competitividad excesiva, el machismo, los miedos, la autoestima erosionada, los prejuicios forman parte del perfil de estos personajes, que exacerban y/o agravan sus conductas.

La escenograf√≠a, la iluminaci√≥n y otros resortes t√©cnicos y art√≠sticos, como la l√≠nea de actuaci√≥n, son b√°sicos y funcionales: una buena parte del tiempo el elenco act√ļa desde su puesto, en el semic√≠rculo que forman las sillas que ocupan.

Y son los actores Roberto Nicolini y Sebastián Layseca quienes destacan en esta comedia que hace reír a carcajadas utilizando las manías físicas y sicológicas de esta patología de ansiedad.

El carisma de Nicolini, probado mil veces en sus unipersonales, se acomoda con facilidad en el conjunto del relato; mientras que Layseca se mueve sin trabas, incluso, utilizando muletillas, para interpretar a un taxista simp√°tico, oportunista, canchero, y deseoso de amar y ser amado.

Una propuesta que entretiene de principio a fin en la cuerda de la comedia que mira de manera risue√Īa la dura vida, a partir de los tics cotidianos.

Sala Mori Vitacura. Avda. Bicentenario 3800. Fono 22240 3222
Jueves, viernes y s√°bado, 20.30 horas. Jueves y viernes, $ 12.000; S√°bado, $ 15.000. Hasta el 26 de Junio.

Tendencias Ahora