Blogs
Hoy es un d√≠a f√ļnebre para el gran y rico Brasil
Publicado por: Ruperto Concha
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Hoy es un d√≠a f√ļnebre para ese pa√≠s grandote, rico y hermoso que es Brasil.

No import√≥ mucho finalmente si la C√°mara de Diputados aprobaba o rechazaba el juicio de destituci√≥n de la presidenta Dilma Rousseff, elegida hace un par de a√Īos con m√°s de 51 millones de votos.

Ni siquiera importa el hecho de que se la quiera destituir sin que haya perpetrado crimen alguno. De hecho, no existe ni siquiera una denuncia o una investigaci√≥n en contra de ella. En este instante, en Brasil, la inocencia de Rousseff no importa nada. Y que la inocencia de la presidente no importe nada, eso es lo que hace de este d√≠a una fecha f√ļnebre.

El viernes, al reunirse con Rousseff, el secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, siendo √©l mismo un hombre de centro-derecha, destac√≥ el hecho de que muchos de los diputados que encabezan la demanda de ‚Äúimpeachment‚ÄĚ o destituci√≥n de la presidenta, est√°n ellos mismos sometidos a acusaciones, investigaciones y juicios criminales.

Es decir, que individuos que est√°n bajo sospechas judiciales, sean los que tienen el privilegio de decidir sobre el futuro de una gobernante sobre la cual no recae crimen alguno.

“Estamos ante una situaci√≥n contraria a lo que es normal para el resto del mundo”, dijo Almagro, quien agreg√≥ que “creemos que es desde el punto de vista de la decencia y la probidad, que alguien puede juzgar la indecencia y lo criminal. Pero no lo contrario”.

Y fue tajante al concluir que “nos preocupan los niveles de acusaciones, investigaciones y denuncias criminales que recaen sobre miembros de este Parlamento, incluso sobre su propio presidenta”.

Con esto, el secretario general de la OEA se refería al caso del presidente de la Cámara, Eduardo Cunha, convicto en Suiza de recibir sobornos y mantener cuentas secretas, mintiendo, bajo juramento, ante la justicia suiza y ante la justicia brasilera.

Escucha la crónica completa de Ruperto Concha a continuación:

Tendencias Ahora