Blogs
Me niego a celebrar el día de la mujer
Publicado por: Claudia Farah
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Porque el tener a√ļn este d√≠a significa que la igualdad de g√©nero est√° a√ļn lejos de lograrse. Nada tiene que ver con una flor para felicitarme por haber nacido mujer.

Me carga el d√≠a de la mujer. El s√≥lo hecho de que haya un d√≠a para nosotras me hace sentir ciudadana de segunda clase. Aunque entiendo que una fecha como esta es necesaria para visibilizar la lucha por la igualdad que a√ļn no est√° ni cerca de lograrse.

El día de la mujer es una conmemoración, no una celebración. Es el recuerdo de las mujeres que murieron en Nueva York y en muchas otras partes del mundo, tratando de lograr mejoras salariares y de vida. A principios del 1900 las mujeres trabajaban 12 horas diarias y ganaban un tercio que los hombres que sólo hacían jornadas de 8 horas. Un siglo después seguimos peleando para que la sociedad entienda que las tetas son para amantar y no para vender cerveza.

No voy a celebrar el día de la mujer, pero sí voy a usar este día como para lo que fue creado: para visibilizar problemas de género que tenemos que hacernos responsables como sociedad, hombres y mujeres.

Igualdad de sueldos: para mismas labores, horario y responsabilidades se debe pagar mismo sueldo entre hombres y mujeres. En Chile, los hombres ganan -en promedio- un tercio m√°s que las mujeres. Mientras que el 36% de los hogares son llevados por mujeres que requieren de esa diferencia, tanto como aquellas que aportan un salario complementario al de sus parejas. (Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos, INE)

Vivir con equidad: para las mujeres es mucho m√°s dif√≠cil lograr ciertas cosas porque socialmente se les exige que adem√°s de trabajar se preocupen de su apariencia, realicen las tareas del hogar, sean responsables del cuidado de los ni√Īos y adultos mayores, entre otras. Porque al final, creemos que tenemos que hacerlas todas y nos deprimimos cuando no logramos un imposible.

No más femicidios: las mujeres no tienen por qué ser responsables de que las violen, ni las maten, ni las golpeen sólo por ser mujeres!! Debemos criar hombres y mujeres responsables de sí mismos y respetuosos de los otros. No a la violencia.

Sin hombre, no es sola: las mujeres debemos ser consideradas como personas de igual categoría de derechos y deberes que los hombres. Dos chicas que viajan solas, como las argentinas asesinadas hace unos días, no son jóvenes que viajaban solas. Es más, si una mujer decide viajar/vivir/ser sola, no accede tácitamente a todos los riesgos que conlleva el género femenino. Una mujer que camina sola no es culpable de que la violen.

Mi cuerpo, mi decisi√≥n: porque el aborto es decisi√≥n de cada mujer (e idealmente de la pareja en su conjunto), porque la mutilaci√≥n genital es un crimen, porque las ni√Īas obligadas a casar es aberrante y suma y sigue. Mi cuerpo, mi vida, mi decisi√≥n.
La familia, la escuela y los medios de comunicaci√≥n van dando forma a las perspectivas de g√©nero que todos vamos armando en nuestras cabezas. La fuerza del pap√°, la cocina de la mam√°. Las ni√Īas bien y las ni√Īas mal. Los hombres rudos y los hombres d√©biles.

Yo no celebro el d√≠a de la mujer, ni acepto saludos simplistas ni flores gratis por haber nacido ni√Īita mujer. Nada de eso sirve. Las mujeres estamos lejos de lograr la igualdad que necesitamos para vivir. Porque nadie est√° sobre otra persona. Ni hombres sobre mujeres, ni blancos sobre negros, ni h√©teros sobre la diversidad, ni nacionalidad sobre otra.

Tener a√ļn un d√≠a de la mujer es s√≥lo un recordatorio que somos efectivamente ciudadanas de segunda clase, negadas de derechos b√°sicos. Tan b√°sicos, como poder andar por la vida sin ser violadas, vendidas o mutiladas.

Tendencias Ahora