Tecnología
Científicos bombardean con radiación a mosquitos para combatir el Zika
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un grupo de jóvenes mosquitos machos viven tranquilamente en un laboratorio a las afueras de Viena, totalmente inconscientes del destino que les espera: van a ser esterilizados en masa con el uso de radiación para mermar la cantidad de insectos que transmiten enfermedades como el virus del Zika.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), más conocida por su rol en la diplomacia internacional, es el organismo que trabaja en esta técnica de esterilización de insectos en su laboratorio de la localidad de Seibersdorf, a 35 kilómetros al sur de Viena.

La idea parece simple. Los machos esterilizados pero todavía ávidos de sexo son soltados en zonas específicas, con la misión de seducir a las hembras. La cópula, infértil, lleva entonces a un proceso natural de extinción.

Sin embargo, la implementaci√≥n del plan es m√°s complejo, ya que requiere primero aislar a los machos de las hembras, para poder esterilizarlos con el uso de la radiaci√≥n cuando est√°n en un estado larvario. Para lograrlo, los expertos de la AIEA trabajan en un proceso desde hace varios a√Īos utilizando cobalto 60 o rayos X.

“Es como una forma de planificaci√≥n familiar para insectos”, explic√≥ Jorge Heindrich, jefe de la divisi√≥n para el control de insectos par√°sitos del organismo, que lidera un grupo de cient√≠ficos de varios pa√≠ses.

Esta técnica permitió erradicar a insectos como la mosca de la fruta en algunas regiones de Argentina y de Sudáfrica y la mosca del melón en Okinawa, en Japón.

El virus del Zika, transmitido por el mosquito Aedes aegypti, que tambi√©n contagia el dengue y el chicungu√Īa, est√° ahora en el blanco de estos esterilizadores de insectos.

Un cambio en la escala

Miles de mosquitos zumban en cajas cuadradas cubiertas por un aislante, bajo una luz de neón amplificada. El calor recuerda a las zonas tropicales y el olor del cultivo de insectos es nauseabundo.

Cuando uno de los insectos sobrevuela ha habitación y zumba cerca de los periodistas que visitan el laboratorio, un pánico irracional se apodera de los presentes.

El zika, descubierto en Uganda en 1947, provoca s√≠ntomas leves como fiebre, dolor de cabeza y articular o sarpullidos. Pero se sospecha que en embarazadas puede causar microcefalia, una enfermedad cong√©nita que provoca da√Īos neurol√≥gicos irreparables en el desarrollo del beb√©.

Con más de 1,5 millones de enfermos en Brasil, América del Sur es la región del mundo más afectada por el zika.

El virus es transmitido por las hembras. “Son ellas las que necesitan sangre para alimentar a sus huevos. Los machos se alimentan del az√ļcar de las flores y de n√©ctar”, explica Rosemary Lees, una de las investigadoras.

Seg√ļn cuenta, una de las principales dificultades es separar a las hembras de los machos. Detr√°s de la experta hay cajas etiquetadas con mosquitos provenientes de Brasil, Indonesia y Tailandia.

Competir con los machos salvajes

Uno de los problemas posibles en la aplicaci√≥n es que los machos “tratados” no sean lo suficientemente fuertes como para competir con los insectos salvajes.

Pero en el terreno, este desafío toma otra dimensión.

“Hemos demostrado que la t√©cnica es eficaz a peque√Īa escala: podemos actuar en la periferia de una ciudad, quiz√°s hasta en una localidad de 250.000 personas. Ahora tenemos que ampliar la escala” para estos mosquitos, se√Īal√≥ la entom√≥loga.

Actualmente hay dos experimentos en desarrollo. Uno en Sud√°n, en una regi√≥n agr√≠cola afectada end√©micamente por el paludismo y otro en la isla francesa de La Reuni√≥n, tras la virulenta epidemia de chicungu√Īa entre 2005 y 2006.

Lanzado en 2009, el proyecto de La Reuni√≥n est√° en su fase piloto, y la producci√≥n en serie de mosquitos est√©riles a√ļn no ha empezado.

Una vez que se finalice el estudio ecol√≥gico y de la biolog√≠a espec√≠fica del mosquito, todav√≠a se requiere que “los Estados tengan la voluntad de producir insectos modificados, invertir en las instalaciones y dar con una fuente de rayos eficaz”, explica Marc Vreysen, jefe del laboratorio especializado en insectos da√Īinos de una divisi√≥n mixta de la AIEA y la FAO.

Esta técnica es eficaz sobre todo combinada con otros métodos, incluida la utilización de insecticidas para reducir la población de mosquitos.

En febrero se va a celebrar una reunión en Brasil con estados miembros de la AIEA, específicamente países de América Latina, para estudiar las posibles aplicaciones del proceso para luchar contra el virus del Zika.

Tendencias Ahora