Internacional
Papa dará masiva misa con énfasis en la violencia contra mujeres de México
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco celebra este domingo una misa masiva al aire libre en un peligroso suburbio de la Ciudad de México, un día después de haber presionado a líderes políticos y obispos para que combatan la amenaza de la violencia derivada del narcotráfico.

Miles de personas preparadas con gruesas cobijas hicieron fila desde la fría noche del sábado afuera de un campo de una universidad de Ecatepec que albergará 300.000 católicos.

La ciudad de 1,6 millones de habitantes forma parte del estado de M√©xico, una regi√≥n que se volvi√≥ l√ļgubremente famosa por las alarmantes cifras de desapariciones de mujeres y los hallazgos de muchos de sus cuerpos desmembrados flotando en el R√≠o de los Remedios, a unos 20 km de la sede de la misa de este domingo.

Al menos 600 asesinatos de mujeres entre enero de 2014 y septiembre de 2015 en el estado, seg√ļn portes de la ONG Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Custodiados por centenares de policías y militares, los feligreses consideran que la vista del papa a Ecatepec tiene como finalidad renovar la fe de sus habitantes y despertar la conciencia de los criminales.

Formada en una de las varias vallas, Mariana Virginia Hern√°ndez, una ama de casa de unos 40 a√Īos, conf√≠a en que el papa logre que “tomen conciencia todas aquellas personas que hacen esas maldades, para que vean que hay un Dios”. “Les va a remover su corazoncito y les va a meter un poquito de luz en su mente”, cree.

Con la presencia de Francisco en Ecatepec, “a ver si contrarrestamos algo (de la violencia), las mujeres merecen el respeto. A ver si el papa nos hace reaccionar para poder ser un pa√≠s libre y en paz”, reflexiona Francisco Valdez, un septuagenario due√Īo de una imprenta.

Feminicidios

Pero otros habitantes de Ecatepec piensan diametralmente distinto como Karla Paola Romero, una estudiante de sociolog√≠a de 21 a√Īos que estuvo apunto de engrosar la cifra de desapariciones de mujeres hace tres a√Īos, cuando dos hombres intentaron secuestrarla afuera de su casa.

Para ella los feminicidios o la violencia de g√©nero no se solucionar√°n “con un milagro”.

Entrevistada al pie del Cerro Gordo, donde en diciembre apareci√≥ el cuerpo desfigurado de una mujer con huellas de violaci√≥n sexual, Romero espeta rabiosa que el papa decidi√≥ visitar Ecatepec para “formar una fe”, pero que se equivoc√≥ de lugar porque “esa fe est√° p√©rdida”.

Esta es una ciudad en la que “ya no creemos en muchas cosas”, sostiene.

Romero, tambi√©n una combativa activista, desear√≠a que Francisco “se pronuncie” sobre los cr√≠menes contra mujeres, pero lo ve casi imposible.

“Estamos preocupados por la invisibilizaci√≥n del tema porque est√° controlado por el gobierno. A√ļn as√≠ esperamos que s√≠ haya un pronunciamiento del papa”, conf√≠a Ana Yeli P√©rez, asesora jur√≠dica del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.

Antes de llegar a México, el pontífice argentino dijo que hablaría claro sobre la corrupción y el alto índice de criminalidad que afecta a varios puntos del país.

Y el sábado aprovechó su visita a Palacio Nacional y a la catedral de la capital para exigirle a líderes políticos y religiosos que hagan más gestos para devolverle la paz al país.

Con el presidente Enrique Pe√Īa Nieto a un lado, el papa dijo a legisladores y funcionarios del gobierno que tienen el deber de darle a los mexicanos una “justicia real” y una “seguridad efectiva”.

M√°s tarde, en la catedral inst√≥ a los obispos y arzobispos a enfrentar el narcotr√°fico “con coraje prof√©tico”.

Su mensaje en Ecatepec es también muy esperado.

Tendencias Ahora