Nacional
Carlos Furche redactó en 2013 crítico análisis sobre impacto del TPP en el país
Publicado por: Gabriela Mu√Īoz
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuando el actual ministro de Agricultura, Carlos Furche, se desarrollaba como consultor internacional durante el mandato de Pi√Īera en 2013, redact√≥ un cr√≠tico informe, en el cual se advert√≠a sobre los riegos que corr√≠a Chile al firmar el Acuerdo Transpac√≠fico de Cooperaci√≥n Econ√≥mica (TPP).

Seg√ļn informaci√≥n compartida por La Tercera, el estudio solicitado por la ONG Derechos Digitales, una de las principales opositoras de este acuerdo, se titula ‚ÄúChile y las negociaciones del TPP: An√°lisis del impacto econ√≥mico y pol√≠tico‚ÄĚ, siendo uno de sus puntos m√°s relevantes el hecho de que Chile es el √ļnico pa√≠s firmante que mantiene acuerdos comerciales vigentes con todos los miembros.

Furche sostuvo en su informe que ‚ÄúChile solo puede obtener beneficios marginales, dada la apertura econ√≥mica de que ya dispone‚ÄĚ. Esto quiere decir que nuestro pa√≠s ‚Äúlo m√°ximo que podr√≠a obtenerse es la garant√≠a de no retroceder en lo negociado, lo que en otras palabras equivaldr√≠a a pagar dos veces por el mismo beneficio‚ÄĚ, afirm√≥ el ministro.

Aunque Jap√≥n a√ļn no conformaba parte del acuerdo en ese entonces, Furche manten√≠a la certeza que pronto lo har√≠a, afirmando que ya que con los pa√≠ses del TPP ‚Äúya no existen pr√°cticamente restricciones arancelarias, es posible afirmar con seguridad que esta negociaci√≥n no conduce a la obtenci√≥n de ventajas adicionales para los exportadores ni los consumidores chilenos, y por tanto no exhibe beneficio‚ÄĚ. Alertaba, aunque si destac√≥ que el ingreso de Jap√≥n al tratado podr√≠a ser beneficioso para el pa√≠s.

En cuando a lo ya obtenido, el informe plantea que si bien varias aristas ya se encontraban incorporadas en otros tratados, el TPP apunta a sumar temas que van m√°s all√° de lo ya negociado, espec√≠ficamente en asuntos de propiedad intelectual y derechos digitales, servicios e inversiones, movimiento de capitales, coherencia regulatoria y medio ambiente, temas que en ese entonces a√ļn no estaban resueltos.

Bajo este argumento, el estudio detall√≥ que estos puntos dejan visualizar ‚Äúlas prioridades de la agenda de los socios dominantes‚ÄĚ, refiri√©ndose particularmente a Estados Unidos.

Furche afirm√≥ en el documento que algunas demandas que emanan en las negociaciones podr√≠an significar un “alto costo para Chile, pues podr√≠an limitar la operaci√≥n de pol√≠ticas p√ļblicas de gran importancia para el desarrollo del pa√≠s‚ÄĚ. Haciendo hincapi√© al movimiento de capitales, sosteniendo que ‚Äúcontra toda evidencia surgida de la crisis en los pa√≠ses industrializados, se busca desregular a√ļn m√°s las normas para el ingreso y salida de capitales extranjeros‚ÄĚ.

Idea que tom√≥ m√°s fuerza en los √≠tems de Medio Ambiente y Asuntos Laborales, ‚Äúse pretende ligar el eventual incumplimiento de los compromisos asumidos con el establecimiento de sanciones comerciales, lo que puede dar lugar a formas de proteccionismo comercial por parte de los pa√≠ses industrializados‚ÄĚ, sostuvo el entonces consultor internacional.

Lucha de poder

El ministro sostuvo adem√°s que los pa√≠ses miembros del TPP, antes del ingreso de Jap√≥n, abarcaban el 19% de las exportaciones desde Chile. China por el contrario, quien no forma parte del tratado, importa el 23%. Dados los antecedentes, afirm√≥ el profesional que ‚Äúdesde el punto de vista de los costos y beneficios econ√≥micos y comerciales de este acuerdo, el balance para Chile es, hasta el momento, claramente negativo‚ÄĚ. Esto, tomando en cuenta el fuerte apogeo de la cuenca del Asia-Pac√≠fico como “motor de econom√≠a mundial“, sostuvo Furche.

De la misma forma, detall√≥ en su infrome que el TPP ‚Äúes mucho m√°s que un acuerdo comercial multilateral, pues se trata de una iniciativa con una clara intencionalidad pol√≠tica‚ÄĚ, apuntando directamente contra la estrategia de EE.UU. para frenar la expansi√≥n de China.

‚ÄúCabe preguntarse, entonces, si el alineamiento detr√°s de esta estrategia (que adem√°s puede generar negativos efectos a nivel regional, en especial en nuestra relaci√≥n con Brasil), responde al inter√©s de largo plazo de Chile, o si por el contrario, nos lleva a adscribir innecesariamente a un bloque de poder econ√≥mico, pol√≠tico y militar justamente en un momento en que el mundo se encamina a la consolidaci√≥n de nuevos centros de poder, con una creciente importancia de los pa√≠ses emergentes de los cuales Chile forma parte‚ÄĚ, se cuestion√≥ el profesional en el cr√≠tico informe.

URL CORTA: http://rbb.cl/dno0
Tendencias Ahora