Vida
Mujer musulmana decide donar un dólar por cada insulto que recibe en redes sociales
Publicado por: Scarlet Stuardo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Diariamente la musulmana y cristiana Susan Carland recibe mensajes de odio a través de sus redes sociales. Cansada de los dardos lanzados por los intolerantes anti-islámicos que se han encargado de llenar de ofensas su Twitter, la mujer decidió tomar una brillante y caritativa decisión, siendo felicitada por algunos usuarios.

Luego de pensar en la respuesta más acertada para responder los ataques en sus plataformas sociales, la socióloga y doctorada en la Universidad Monash de Melbourne optó por donar dinero al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia por cada insulto encontrado en sus redes.

“Intent√© bloquearlos, silenciarlos e ignorarlos, pero nada de eso me hac√≠a sentir que estaba llevando a cabo el mandato del Cor√°n de eliminar la oscuridad con luz‚ÄĚ, cont√≥ en el portal The Age y agreg√≥: “As√≠ que se me ocurri√≥ la idea de donar 1 d√≥lar a Unicef por cada tuit lleno de odio que recibiera”.

“Ellos asisten a ni√Īos que est√°n en situaciones horribles resultado del odio: guerra, pobreza debida a la avaricia, injusticia, violencia”, se√Īal√≥ la mujer de 34 a√Īos como una de las razones que la motiv√≥ a seleccionarlos para donar el dinero.

Twitter

Twitter

Una vez anunciada su decisi√≥n, Susan comenz√≥ a publicar los montos acumulados para la donaci√≥n hasta recibir mil insultos que se tradujeron en US$1000. Respecto a la cifra, la mujer satiriz√≥ la situaci√≥n. “Los ni√Īos necesitados le agradecen (su ‘donaci√≥n’), haters“, escribi√≥ Carland.

Respuestas de sus seguidores

Pese a que los mensajes de odio no cesaron, una gran parte de usuarios comenzaron a apoyar la causa de Susan y a donar directamente a la fundación luego de ser inspirados por la acción de la mujer. Incluso la propia Unicef agradeció su gesto a través de su Twitter.

Twitter

Twitter

En tanto, otra parte de los usuarios not√≥ la iron√≠a de la situaci√≥n, deseando que los comentarios negativos dejaran de inundar sus redes sociales. “Aunque apoyo tu filantrop√≠a, espero que la necesidad de hacer donaciones descienda a 0″, coment√≥ un usuario de Twitter.

A√ļn as√≠ Susan asegura que los mensajes no le perjudican y que se siente feliz de su creativa iniciativa.”Neg√°ndome a que el odio ajeno me afectara, me siento m√°s que nunca segura y relajada en mi propia identidad“, finaliz√≥.

Twitter

Twitter

Tendencias Ahora