Sociedad
Científicos descubren que la sensación de invisibilidad podría ayudar a reducir la ansiedad social
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅQu√© se siente cuando se tiene la sensaci√≥n de ser invisible? Menos estr√©s frente a los dem√°s, constat√≥ un grupo de investigadores, seg√ļn los cuales esa ilusi√≥n puede ayudar a las personas que padecen ansiedad social.

Ser invisible es una aspiraci√≥n milenaria. El fil√≥sofo griego Plat√≥n cuenta la historia de Giges, que se convierte en rey gracias a un anillo que le confiere invisibilidad. La novela de ciencia ficci√≥n H. G. Wells, “El hombre invisible” atribuye esa facultad a un cient√≠fico loco y Harry Potter, el aprendiz de brujo de J.K Rowling, posee una capa con ese poder.

En los √ļltimos a√Īos se lograron avances en la investigaci√≥n gracias a metamateriales capaces de manipular las ondas mediante “capas de invisibilidad” constituidas por materiales artificiales que permiten desviar los rayos de luz que llegan sobre un objeto, volvi√©ndolo invisible.

“Aunque los dispositivos capaces de disimular por completo un cuerpo humano no se hayan desarrollado a√ļn, no resulta irrealista pensar de que se lograr√° alg√ļn d√≠a, y es mejor ir prepar√°ndose”, comenta a la agencia de noticias AFP Arvid Guterstam, coautor de un estudio publicado este jueves en Scientific Reports (Nature).

“Queremos estudiar las consecuencias psicol√≥gicas de tal invisibilidad para que esos dispositivos puedan ser utilizados sin riesgos”, agrega el investigador en neurociencias del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia).

El estudio utilizó un total de 125 participantes, con 25 voluntarios por cada experiencia.

Cada uno fue equipado con un casco de video en directo y en 3D, alimentado por un par de cámaras colocadas a nivel de los ojos. Orientadas hacia abajo, las cámaras filmaban el vacío.

Los investigadores pidieron luego al voluntario levantarse y mirar hacia abajo. En lugar de ver su propio cuerpo, la persona ve un espacio vacío.

Arvid Guterstam

Arvid Guterstam

El bien y el mal

Para incrementar la ilusión, un investigador toca distintas partes del cuerpo del participante con un gran pincel sostenido con la mano, mientras que la otra hace el movimiento en el vacío. En espacio de 30 segundos, la mayoría de los participantes tenían la sensación de que su cuerpo se había vuelto invisible.

“Para verificar si funcionaba la ilusi√≥n, dimos una pu√Īalada al cuerpo invisible mientras med√≠amos el estr√©s generado por el gesto”, explica Arvid Guterstam. “Las personas transpiraron m√°s, lo cual sugiere que el cerebro de la persona percibi√≥ ese gesto en el vac√≠o como una amenaza directa contra su propio cuerpo”, agrega.

En una de las experiencias, los investigadores expusieron a los participantes a una situación social estresante en presencia de un auditorio de personas desconocidas.

Los científicos constataron que el ritmo cardíaco de los participantes y su nivel de estrés declarado era inferior cuando la persona tenía la sensación de ser invisible sólo cuando se sabía visible por todos los demás.

“Si el cerebro percibe al cuerpo como invisible, supone que el mismo lo es tambi√©n para otros observadores, lo cual reduce el estr√©s vinculado al hecho de ser el centro de atenci√≥n”, se√Īala Arvid Guterstam.

La ansiedad social es padecida en grados diversos a lo largo de la vida por cerca del diez por ciento de las personas, seg√ļn el investigador.

La psicoterapia a nivel cognitivo y del comportamiento (CBT, por sus siglas en inglés) es el tratamiento no medicamentoso más corriente para curar esta fobia social. Tiende a acostumbrar al paciente a situaciones cada vez más estresantes.

Algunas de estas terapias usan simulaciones de realidad virtual.

“Pensamos que dar la ilusi√≥n de ser invisible podr√≠a ser utilizado como primera etapa para estas terapias basadas en la realidad virtual”, se√Īala Arvid Guterstam. “Ello podr√≠a ayudar a pacientes cuya ansiedad proviene de emociones negativas vinculadas a su propio cuerpo”.

Henrik Ehrsson, del instituto Karolinska, preconiza el desarrollo de nuevos estudios para verificar que los futuros dispositivos de invisibilidad “no nos hagan perder nuestro sentido del bien y del mal”.

Tendencias Ahora