Cirque du Soleil es comprado por inversionistas chinos y estadounidenses