Tecnología
Logran determinar trayectoria del meteorito Annama que cayó en Rusia
Publicado por: Agencia SINC
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En el trabajo publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, investigadores del CSIC y otros centros internacionales determinan la evolución orbital de Annama en el sistema solar para poder compararla con una docena de asteroides con los que, a priori, mostraba alguna afinidad. Para ello, reconstruyeron la trayectoria del bólido en su llegada a la Tierra y calcularon el lugar de la caída, gracias a lo que pudieron recuperar rocas del meteorito en la península rusa de Kola.

Restos del meteorito | Jakub Haloda

Restos del meteorito | Jakub Haloda

La caracterización de Anamma indica que se trata de una condrita ordinaria H5, un grupo de meteoritos que posee gran consistencia y que constituye el 31% de las caídas meteoríticas.

El an√°lisis de la evoluci√≥n de la √≥rbita del meteorito muestra que podr√≠a ser similar a la de 2014 UR116, que por su tama√Īo ‚Äď400 metros de di√°metro‚Äď y su distancia m√≠nima de intersecci√≥n con la √≥rbita de la Tierra ha sido clasificado como un asteroide potencialmente peligroso.

En la actualidad se conocen 1.573 asteroides de este tipo y se investiga en qué medida pueden suponer un peligro.

Información escasa

“Los datos obtenidos arrojan nuevas pistas sobre el origen de las rocas de pocos metros de di√°metro que producen ca√≠das de meteoritos. Hasta ahora, solo conocemos las √≥rbitas de otros 22 meteoritos y no siempre con la precisi√≥n deseada”, explica Manuel Moreno-Ib√°√Īez, investigador del CSIC que ha participado en el estudio.

La mayoría de estos meteoritos peligrosos proceden de un cinturón principal de asteroides que fueron desviados hacia la Tierra por las llamadas resonancias planetarias.

“Annama es adem√°s un meteorito fascinante porque permite conocer los procesos que se dieron durante la formaci√≥n del sistema solar y tambi√©n m√°s detalles del procesado t√©rmico que sufri√≥ el asteroide del que procede”, concluye Josep Maria Trigo, cient√≠fico del lnstituto de Ciencias del Espacio (CSIC-IEEC) que ha liderado la investigaci√≥n.

Tendencias Ahora