Internacional
Suburbios franceses desfavorecidos est√°n muy lejos de la “uni√≥n nacional” tras atentado
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los suburbios franceses desfavorecidos, donde la desesperanza ha llevado a muchos j√≥venes a radicalizarse, parecen muy alejados de la “uni√≥n nacional” que pide el gobierno tras los atentados que dejaron 17 muertos en Par√≠s.

“La interpretaci√≥n de los atentados fue muy distinta” en estos suburbios, estima Mohamed Tria, presidente de un club de f√ļtbol de un barrio de viviendas sociales de los alrededores de Lyon.

Tria se qued√≥ “at√≥nito” con las reacciones de ciertos adolescentes “que buscan reconocimiento”, tras los ataques de los d√≠as 7, 8 y 9 de enero.

“No ve√≠an la muerte de 17 personas, sino el acto de valent√≠a de quienes cayeron con las armas en la mano. Los admiran”, a√Īade, refiri√©ndose a los tres yihadistas que abati√≥ la polic√≠a despu√©s de que ultimaran a sus 17 v√≠ctimas.

A Tria “no le sorprende” que los habitantes de estos suburbios no hayan concurrido masivamente a las manifestaciones realizadas el domingo posterior a los atentados, las cuales reunieron unos cuatro millones de personas en toda Francia.

En estos barrios desfavorecidos, donde los índices de desempleo son muy elevados, viven numerosos inmigrantes o sus descendientes, muchos de ellos musulmanes.

La asociaci√≥n “Ciudad y suburbios”, que re√ļne a 120 alcaldes, considera que estos suburbios revelan “nuestras fracturas, nuestras impotencia, nuestras contradicciones y nuestras debilidades”.

Seg√ļn el ministerio de Educaci√≥n, el minuto de silencio que se guard√≥ en las escuelas del pa√≠s el 8 de enero fue perturbado en un centenar de ocasiones y se se√Īalaron tambi√©n unos cuarenta casos de “apolog√≠a del terrorismo” en dichas escuelas.

No obstante, “hay que tener mucho cuidado con la lectura territorial”, estima el soci√≥logo de la universidad de Nantes (oeste), Renaud Epstein, quien considera necesario evitar una visi√≥n sesgada que identifique a estos suburbios con “el terrorismo”.

“No tenemos nada”

Por su parte, expertos y asociaciones consideran que los 30 a√Īos de planes de renovaci√≥n urbana, que hoy en d√≠a se est√°n llevando a cabo en unos 700 municipios en los que viven cinco millones de personas, han sido un fracaso.

“No nos dimos cuenta de lo que pas√≥ en 2005″, declara Mohammed Mechmache, de la asociaci√≥n AC Le Feu [juego de palabras que se puede traducir por "No m√°s fuego"], creada despu√©s de los disturbios que tuvieron lugar en Francia durante tres semanas en 2005, con miles de veh√≠culos incendiados, cientos de heridos, miles de detenidos y hasta toques de queda y la promulgaci√≥n del estado de emergencia durante casi dos meses.

Para Mechmache, “los habitantes tienen la sensaci√≥n de que se los abandon√≥, se vuelven fr√°giles, se encierran y quedan a la merced de (…) todo tipo de extremistas” que vienen a “rescatarlos”.

Para Issa, de Clichy-sous-Bois, donde se iniciaron los disturbios de 2005, “aqu√≠ estamos cerca de Par√≠s y lejos de todo”. “No tenemos nada, ni transporte, ni comercios, ni teatro, ni cine”, explica Zouzou, otra habitante de este suburbio.

Actualmente, un nuevo programa gubernamental procura crear 300.000 puestos de trabajo en 10 a√Īos, por un costo total de 5.000 millones de euros.

“Descargar toneladas de hormig√≥n no es suficiente. Se necesita una dimensi√≥n humana”, estima Tria.

“De repente, tomamos conciencia con Kouachi y Coulibaly, pero son hijos de la Rep√ļblica que hemos engendrado”, agrega, refiri√©ndose a los dos hermanos que mataron a 12 personas en el semanario sat√≠rico Charlie Hebdo el 7 de enero y a quien mat√≥ a una polic√≠a un d√≠a antes de asesinar a cuatro personas m√°s en un supermercado k√≥sher.

“¬ŅQui√©n les ense√Īa a esos ni√Īos lo que est√° bien y lo que est√° mal? Hemos dejado de ense√Īarles nuestros valores y otros ocupan nuestro lugar”, lamenta Tria, para quien “la radicalizaci√≥n religiosa es una consecuencia” de esta situaci√≥n.

Tendencias Ahora