Cultura
Nuevos procesos y arte textil exhibe la primera Escuela Autónoma para la Mujer Mapuche
Publicado por: Juan Pablo Witto
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La muestra ‚ÄúWixal ka mapu‚ÄĚ exhibe el resultado de procesos comunitarios de resistencia y recuperaci√≥n de territorios textiles mapuche, que revitalizan el paisaje y los espacios a trav√©s de los llamados cha√Īuntucos, confeccionados por las chilkatufe (estudiantes de la Escuela Taller Ad Llallin): alfombras personales mapuche de gran textura y color elaborados a partir de la innovaci√≥n en t√©cnicas ancestrales de tejido.

La exposici√≥n incluye retratos fotogr√°ficos de las tejedoras, futuras monitoras comunitarias. La exposici√≥n permanecer√° abierta al p√ļblico, con entrada liberada, del 14 de noviembre al 28 de diciembre, de martes a domingo, de 11:00 a 14:00 y 15:00 a 20:00 horas. http://www.estacionmapocho.cl/wixalkamapu/

SOBRE EL ESP√ćRITU DE LA T√ČCNICA Y EL PROCESO DE APRENDIZAJE

Los hilos descienden directamente del mundo del caos. Adoptando forma de vell√≥n, se transforman en el torbellino espiral del movimiento conc√©ntrico registrado. El tiempo transcurre en los procesos del tejido prehisp√°nico y actual, desde que se une un cabo a otro, girando en el sentido inverso al primer espiral y articulando as√≠ su encaje diagonal en ‚ÄúZ‚ÄĚ o ‚ÄúS‚ÄĚ. Este sostiene la fortaleza de su estructura y es el soporte del textil e historia al que da vida.

La impregnaci√≥n de los jugos tint√≥reos bot√°nicos, minerales, animales, sint√©ticos e industriales, va ti√Īendo una versi√≥n coloreada de cada territorio mapuche en sus propios tiempos. Los hilos que se traman en un textil, guardan secretos, sue√Īos e historias ancestrales que deben ser protegidos y por ello, es preciso escucharles, pues es la d√ľwekafe (tejedora) quien mantiene viva esas historias antiguas en su wixal (telar).

Cada tramada textil es parte de la memoria hist√≥rica de todo su pueblo, porque en esa conjunci√≥n mec√°nica, geom√©trica, matem√°tica, de s√≠stole-di√°stole, de inspiraci√≥n y expiraci√≥n es donde se abre y guarda un pa√Īo ancestral que vive entre las paredes posteriores y anteriores de los hilos verticales y tensos en esa urdimbre.

Aprender a tejer es un proceso constante y vivo donde se escucha el mensaje de esa llallin kushe (ara√Īa vieja) que permanece en cada wixal (telar) guardando el kimvn ka rakizuam (conocimiento y pensamiento) del pueblo mapuche. La o el chilkatufe (estudiante) aprende observando con atenci√≥n y detenci√≥n, introspectiva/o ajusta la mirada hacia los acontecimientos antecesores, hacia lo antiguo, hacia los momentos de cambio, cuando surgieron las t√©cnicas ancestrales entre las primeras artistas.

SOBRE LA HISTORIA COMO TALLER Y ESCUELA

El Taller de Arte Textil Ad Llallin ha decidido levantar la ‚Äú1era Escuela de la Mujer Mapuche, Arte Textil, Derecho, Lengua y Medicina‚ÄĚ como una forma de avanzar en el proceso de recuperaci√≥n de los territorios ancestrales, de los conocimientos y las creaciones tradicionales, protegi√©ndoles y promoviendo su innovaci√≥n en justicia con la comunidad. Tarea que el taller ha ido conformando, desde el a√Īo 2007, como un proceso aut√≥nomo en su rol de autoformaci√≥n entre mujeres mapuche y no mapuche de Santiago y regiones.
El desaf√≠o de √©sta escuela es poner al arte textil mapuche como la columna vertebral de un proceso integral de formaci√≥n de los conocimientos rescatados a lo largo de estos a√Īos para futuras monitoras comunitarias.

SOBRE LA EXPOSICI√ďN

Cada obra textil que se presenta en Wixal ka mapu (Telar y Tierra) es un testimonio de la recuperación de un territorio en resistencia constante.

Entre las obras, se cuenta con la kel√ľ trariwe (faja roja) realizada en la primera fase de la Escuela, donde el tejido rojo simboliza la protecci√≥n para las mujeres f√©rtiles y su sangre menstrual. Este trariwe es tejido en t√©cnica de Gvren o tejido llano.

Tambi√©n presentamos un peque√Īo cintur√≥n tejido en t√©cnica gvren que permite afirmar el telar a la tejedora envolvi√©ndola desde sus caderas. La utilizaci√≥n del telar de cintura es una innovaci√≥n de nuestra Escuela que nos permite reemplazar la estructura de pie estable de nuestro wixal, por un soporte n√≥made que grafica la p√©rdida de nuestro territorio, entreg√°ndonos a la vez, la posibilidad de conectarnos con la memoria de otros pueblos.

Las tejedoras que conformamos esta Escuela hemos sido obligadas a itinerar con nuestro trabajo sin contar con un espacio propio para asentar nuestras recuperaciones, rescates, investigaciones y creaciones, así como nuestras experiencias de difusión y educación en el centro de la ciudad que nos vio nacer.

Este camino hist√≥rico avanza desde los pies y el asiento ancestral utilizado como alfombra: el cha√Īuntuko (pelero), un textil que con sus brotes eleva desde el suelo hacia el cielo sus pelos llenos de textura y cuerpo, generando un volumen de color, una t√©cnica de posibilidades infinitas y resultados extraordinarios.

Asombrosamente desconocida, nos ha conmovido profundamente y nos ha llamado a ser parte de su sostenimiento y protección inspirando el trabajo de nuestras chilkatufe (estudiantes) de la escuela como inicio del proceso de recuperación de tierra, llamando al lugar que nos corresponde y sobre el cual sostendremos las conversaciones que nos devuelven la memoria y la buena vida.

Adem√°s, la muestra consta de una serie de fotograf√≠as que captan en fragmentos de tiempo este nuevo proceso de trabajo que ha integrado a distintas mujeres desde los 17 a los 60 a√Īos de edad, las que se han sentido llamadas a despertar y compartir este conocimiento.

Este trabajo es un proceso comunitario que se ha desarrollado en diversos espacios culturales y educativos de Santiago y junto a distintas comunidades del sur de Chile, circuitos de transito y creación que han sido hogar de los entramados de color de lo que hoy es Wixal Ka Mapu.

Tendencias Ahora