Cultura
Director japon√©s ofrece brillante “Noche en la Antigua Rusia” con la Sinf√≥nica de Chile
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Obras de Shostakovich, Borodin y Mussorgsky constituyeron la presentaci√≥n del √ļltimo concierto de la Temporada Oficial 2014 de la Orquesta Sinf√≥nica de Chile (OSCH), que cont√≥ con la conducci√≥n del maestro japon√©s Yuki Kakiuchi este fin de semana.

El programa cont√≥ con la interpretaci√≥n de la m√ļsica de los tres compositores rusos, donde la Sinf√≥nica tuvo una vibrante participaci√≥n bajo la excelente y muy entusiasta batuta del joven y premiado director japon√©s, disc√≠pulo de grandes directores como Seiji Ozawa, Leopold Hager, Jorma Panula, Gianluigi Gelmitti, Isaac Karabchevsky y Kotaro Sato.

Kakiuchi, m√ļsico talentoso de 33 a√Īos, gan√≥ en septiembre del 2011, el 52¬į Concurso Internacional de Besan√ßon para J√≥venes Directores, cuyo premio fue dirigir la Orquesta Filarm√≥nica de Bruselas durante el certamen. ‚ÄúAlgo absolutamente m√°gico‚ÄĚ recuerda y agrega que ese triunfo ‚Äúsignific√≥ tener muchas invitaciones a trabajar con otras orquestas profesionales y solistas en Europa, que me han entregado una gran experiencia‚ÄĚ.

El concierto se inici√≥ con la “Obertura Festiva” breve introducci√≥n de Dmitri Shostakovich, para celebrar el 37¬į aniversario de la Revoluci√≥n de Octubre, desatando las cr√≠ticas de las autoridades sovi√©ticas, como ocurre en gran parte de la m√ļsica del compositor. Dec√≠an que sus sonoras fanfarrias apuntaban m√°s al esplendor cortesano que al impresionismo urbano requerido de los artistas sovi√©ticos y que su contexto tonal cl√°sico era claramente decadente seg√ļn los expertos censores musicales de Stalin.

‚ÄúShostakovich la escribi√≥ en tres d√≠as y las autoridades rusas reclamaron por su car√°cter festivo‚ÄĚ, expres√≥ Kakiuchi, quien sac√≥ partido al gran conjunto que tuvo enfrente en esta ocasi√≥n, para brindar una pieza al estilo de marcha militar, en que hubo un l√≥gico brillo de las familias instrumentales de las maderas y los bronces.

A continuaci√≥n, vino ‚ÄúLa Sinfon√≠a N¬į 2, en S√≠ menor, de Alexander Borodin, una de las primeras sinfon√≠as rusas que, si bien el autor la escribi√≥ en el estilo europeo, es m√ļsica puramente de su patria, que el propio Borodin consideraba como un retrato de la vieja Rusia. Una obra cl√°sica, muy mel√≥dica, con cuatro movimientos muy bien estructurados y con una interpretaci√≥n global de gran calidad, en la cual lucieron, especialmente, las cuerdas y los instrumentos de viento.

En el cierre, se ofreci√≥ la considerad a obra central del programa, “Cuadros de una Exposici√≥n”, de Modest Mussorgsky, composici√≥n plena de colorido, versi√≥n de Maurice Ravel, derivada de una obra para piano, con m√ļsica descriptiva, con un “leitmotif” muy especial, dividida en seis partes y con la opci√≥n para la exposici√≥n de un gran nivel t√©cnico y brillo de los solistas instrumentales de la orquesta.

Este poema sinf√≥nico obtuvo el reconocimiento de un p√ļblico muy entusiasta, el que adem√°s premi√≥ en reiteradas ocasiones con merecidos aplausos al director Kakiuchi.

En la despedida de la presentaci√≥n, Kakiuchi reiter√≥ su admiraci√≥n por la √ļltima obra, afirmando que “Cuadros de una exposici√≥n” es una de las piezas m√°s importantes de Mussorgsky. ‚ÄúEscrita para piano, fue llevada al pentagrama por Ravel que era un gran orquestador y manejaba muchas sutilezas para establecer colores con la orquesta. Su idea era que la orquestaci√≥n deber√≠a sonar como si fuera para piano‚ÄĚ.

Finalmente, dijo que si bien Mussorgsky se inspir√≥ en una exposici√≥n que se realiz√≥ en homenaje a su desaparecido amigo V√≠ctor Hartmann, la obra del compositor ruso ‚Äúes una construcci√≥n imaginaria de √©ste y es as√≠ como debe ser tambi√©n, la interpretaci√≥n que de ella haga el p√ļblico‚ÄĚ.

URL CORTA: http://rbb.cl/b9g8
Tendencias Ahora