Vida
¬ŅSe lo digo o no? Consejos para enfrentar un desliz y no perder a tu pareja
Publicado por: Eduardo Woo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅQu√© es un desliz? Seg√ļn la RAE, un “desacierto, indiscreci√≥n involuntaria, flaqueza en sentido moral, con especial referencia a las relaciones sexuales”.

Si bien pudiéramos con esto cerrar la definición de esta acción, lo cierto es que hay muchas interpretaciones que pasan desde un mensaje de texto subido de tono a una relación sexual de una o varias noches.

Así, se hace bastante complicado enfrentar la culpa y confesión de este desatino, del que no muchas veces sabemos cómo será la reacción de la otra persona y, con el riesgo, de que nos dejen en medio de la explicación.

Antes de decidir contarle, hay que tener en claro qué tipo de relación se tiene. Si es una basada en la confianza y en la verdad, donde la transparencia es valorada y podría permitir este resbalón, o al contrario, podría suponer el término de esta historia de amor.

La psic√≥loga de pareja Mila Cahue, autora del libro “Amor del Bueno” coment√≥ al diario espa√Īol ABC que aceptar los deslices pueden ser una “estrategia de superviviencia”, y que no es una mala idea preferir no contarlo, ya que nuestra compa√Īera (o) podr√≠a sufrir demasiado.

Algunas parejas valoran la sinceridad tanto que prefieren contarse todo y aguantar el dolor. Sin embargo, la gran mayor√≠a prefiere estar ignorante. Y se dicen: ¬Ņpara qu√© tener esa informaci√≥n? Ha sido algo puntual. No va a volver a ocurrir. En estos casos, es mejor ahorrar la dolorosa imagen del otro o la otra bes√°ndose con otra persona“, afirm√≥ la especialista.

En cualquiera de ambos casos (si contarlo o no), Mila Cahue advirtió que hay que atenerse a las consecuencia de la decisión determinada. Y, para hacer algo más llevadero el episodio, aconseja lo siguiente:

Si decidiste no cont√°rselo…

a) Quien haya decidido no contarlo a la pareja, debe asumir que el error es de uno mismo. “Quiz√° no pueda quit√°rselo de la cabeza, entonces es mejor que tampoco lo propague entre los amigos. Para gestionar estas emociones lo mejor es acudir a un especialista que ofrecer√° las herramientas para superar lo ocurrido”.

b) Ocultarlo puede significar que otro enga√Īo ocurra, ya que no se ven las consecuencias negativas de hacerlo. Para no caer en ello, “es aconsejable centrarse en el compromiso y amor hacia nuestra pareja y en querer hacerla feliz a diario. De esto modo estaremos bien ocupados y no dejaremos tiempo, ni espacio, ni ganas para sucesos inesperados”.

Si decidiste cont√°rselo…

a) Se corre el riesgo de terminar la relaci√≥n. “Podr√° perdonar pero ya con vidas separadas”.

b) Pensar bien lo que se dirá, por qué contarlo, para qué, cómo y cuáles son las consecuencias posibles. La otra persona podrá aceptarlo o no.

c) Si estás dispuesto a admitir la reacción de la otra persona, sea cual sea, entonces adelante.

d) No basta con admitir y pedir perdón, también es necesario proponer la forma de que en el futuro no vuelva a ocurrir.

e) Hay que ser conscientes de que por un largo periodo, la pareja nos reprochar√° por todo y nos tendr√° en cuestionamiento constante. “Es inevitable”.

f) Armarse de paciencia y humildad por el periodo que se viene.

g) Trabajar en volver a ganarse la confianza del otro. “Existen estudios que indican que el cerebro necesita cinco halagos o experiencias positivas de parte de quien ofendi√≥ para resarcir o reequilibrar una experiencia negativa. Por tanto, a partir de ahora hay que querer elevado a cinco”.

h) Pensar si vale la pena recuperar una pareja herida, que necesita de mucho trabajo para ganar su confianza y si estás a la altura de soportar tal presión. Si quieres eso, es posible que tu pareja termine más enamorada de ti.

Tendencias Ahora