Internacional
Estadounidenses eligen nuevo Congreso en elecciones de mitad de periodo
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los estadounidenses votaban este martes en unas legislativas en las que los opositores republicanos del presidente Barack Obama se encaminaban a conquistar la totalidad del Congreso, por primera vez en ocho a√Īos.

En las “midterms” o elecciones de mitad de periodo, tradicionalmente crueles para el partido en el poder, los electores renovar√°n los 435 esca√Īos de la C√°mara de Representantes, 36 de 100 bancas del Senado, y 36 de 50 gobernaciones de estados.

Simultáneamente se realizarán decenas de referendos en los estados, especialmente sobre la legalización o despenalización de la marihuana (incluyendo la capital federal, Washington), el derecho al aborto o el aumento del salario mínimo.

Los republicanos van rumbo a ampliar su dominio de la c√°mara baja y, seg√ļn analistas electorales, tienen m√°s de 75% de probabilidad de lograr la mayor√≠a en el Senado, bajo control dem√≥crata desde 2006.

“Creo que necesitamos un cambio en la pol√≠tica estadounidense”, dijo a la AFP Charles Kaster, un trabajador de la construcci√≥n y republicano, luego de votar en Berryville, Virginia.

Todos los presidentes desde Ronald Reagan abandonaron la Casa Blanca con la oposición de ambas cámaras en el Congreso y para Obama, electo en 2008, no sería distinto.

El mandatario, que pasaba el d√≠a en reuniones en la Casa Blanca, reconoci√≥ en un programa radial que el mapa electoral este a√Īo era particularmente desfavorable para los dem√≥cratas.

“Es probablemente el peor grupo posible de estados para los dem√≥cratas desde Dwight Eisenhower”, dijo Obama a la radio WNPR.

Diez batallas clave

La atención del país estará centrada en diez batallas clave por el Senado: Kentucky, Georgia, Carolina del Norte, Arkansas, Luisiana, Kansas, Alaska (perdidas por Obama en 2012), New Hampshire, Iowa y Colorado.

Actualmente los demócratas tienen una mayoría de 55 a 45.

Las primeras luces sobre el Senado se podrían conocer tras el cierre de las urnas en Kentucky (23H00 GMT).

Sin embargo, la jornada podr√≠a ser larga, a√ļn sin contar con las probabilidades de balotaje en Luisiana (sur) y Georgia (sureste), el 6 de diciembre y 6 de enero, respectivamente.

Hasta la víspera los sondeos se mantenían ajustados, en algunos casos por debajo del margen de error, pero favorecían a los republicanos en suficientes contiendas senatoriales para conquistar las seis bancadas que requieren para voltear el péndulo del poder en la cámara alta.

“Ser√° una gran victoria, ser√° una gran noche”, dijo este martes el senador John Cornyn, segunda figura de los republicanos en la c√°mara alta.

Los republicanos han insistido durante meses en que la elecci√≥n es un referendo contra Obama, a quien culpan de la crisis en Siria, la falta de preparaci√≥n frente al √©bola y no le perdonan la reforma del sistema de salud, “Obamacare”.

La relativa impopularidad de Obama, inamovible a pesar de la ca√≠da del desempleo y el repunte econ√≥mico, lo alejaron de las campa√Īas dem√≥cratas.

“Si los dem√≥cratas exceden las expectativas y mantienen el Senado, significa que la composici√≥n demogr√°fica de Estados Unidos no soporta al Partido Republicano como est√° constituido”, se√Īala Daniel Paul Franklin, profesor de Georgia State University.

Pero “si a los republicanos les va mejor de los previsto y ganan el Senado a lo grande, los dem√≥cratas deber√≠an repensar sus pol√≠ticas, incluyendo Obamacare, y sus t√°cticas electorales”, a√Īadi√≥.

“Despu√©s nos quejamos”

Muchos latinos, que junto a los negros y jóvenes son uno de los bastiones demócratas, salieron a votar este martes, aunque admitieron que muchos otros se quedaron en casa desilusionados por las promesas incumplidas, entre ellas la de una reforma migratoria.

Seg√ļn el instituto demogr√°fico Pew Hispanic votar√°n unos 7,8 millones de los 25,2 millones de latinos lhabilitados, una cifra r√©cord para la primera minor√≠a del pa√≠s.

“Aqu√≠ la gente es un poquito menos dada a votar, sobre todo la gente de origen hispano, como que no le gusta votar, pero despu√©s nos quejamos de que las cosas est√°n mal”, dijo a la AFP Rosa S√°nchez, una mexicana que lleg√≥ hace 20 a√Īos a Estados Unidos, tras votar en Miami.

En Florida se espera que el voto hispano sea particularmente relevante en la cerrada carrera por la gobernaci√≥n. La situaci√≥n es similar en Colorado (centro-oeste), donde los sondeos predicen un final re√Īido tanto por el senado y la gobernaci√≥n.

Los comicios cierran meses de campa√Īa, a un costo estimado de 3.670 millones de d√≥lares por el Center for Responsive Politics, un r√©cord para las “midterms”.

URL CORTA: http://rbb.cl/b4b9
Tendencias Ahora