Cultura
Metropolitan ofrece √≥pera “Las Bodas de F√≠garo” de Mozart con voces excepcionales
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con un despliegue de voces de excepcional calidad continu√≥, este s√°bado 18 de octubre, la temporada de √≥pera v√≠a sat√©lite desde el Metropolitan de Nueva York, que ofrece el Teatro Nescaf√© de las Artes, de Manuel Montt 022 con Providencia y que en esta ocasi√≥n present√≥ la segunda obra del ciclo, “Las Bodas de F√≠garo” de Wolfgang Amadeus Mozart.

La nueva producci√≥n de una de las obras maestras del genial compositor austr√≠aco, sit√ļa la acci√≥n de esta comedia dom√©stica cl√°sica en una casa se√Īorial del siglo 19 en Sevilla, pero durante la edad dorada de finales de 1920.

El bajo lírico ruso Ildar Abdrazakov encabezó el reparto en el papel protagonista de Fígaro, el siervo inteligente, junto a la soprano alemana Marlis Petersen como su prometida, Susana; el barítono sueco Peter Mattei como el mujeriego Conde de Almaviva para quien trabajan, la soprano lírica estadounidense Amanda Majeski como la sufrida Condesa, y la también norteamericana mezzosoprano Isabel Leonard, como Cherubino, el paje libidinoso.

Todos estos int√©rpretes cumplieron actuaciones realmente notables, tanto por sus voces como por su calidad teatral, llev√°ndose las palmas junto a ellos, la excelente direcci√≥n de escena de Richard Eyre, junto a la orquesta del “eterno del Met”, James Levine.

Un intrincado argumento se desarrolla a partir que Susanna y F√≠garo preparan su boda, al tiempo que el Conde de Almaviva -intentando tomarla antes que su futuro esposo-, y en colaboraci√≥n con Don Basilio, pretende restaurar el derecho feudal ya abolido del “jus primae noctis” (derecho de la primera noche).

Don Bartolo, que fuera burlado por Fígaro, desea vengarse ayudado por Marcellina, que está enamorada de Fígaro. A su vez, Cherubino, declara su pasión por la Condesa de Almaviva.

La musicalidade de Mozart se muestra en plenitud en esta obra, aprovechando hasta el mínimo detalle el hábil y bien forjado libreto del abate Lorenzo da Ponte. Todo lo del genio de Salzburgo es brillante y la arquitectura de su obra se desenvuelve con fluidez, orden y belleza en que los solistas vocales realmente resplandecen.

Cada aria, duo, trío o incluso sexteto son ejecutados a la perfección. Hay que ver y escuchar el paso a paso de esta pieza para arribar al deleite.

Asimismo, cabe destacar el gran n√ļmero de composiciones de esta √≥pera, que han pasado a la inmortalidad: “Se vuol ballare” y “Non piu andrai, farfafallone amoroso”, F√≠garo, del acto primero; “Porgi, amor, qualche ristoro”, La Condesa; “Voi che sapete”, Querubino, ambas acto segundo; “vedr√≥, mentr¬īio sospiro”, El Conde y “Dove sono”, La Condesa, ambas del acto tercero.

URL CORTA: http://rbb.cl/ayj1
Tendencias Ahora