Sociedad
Aokigahara: el tétrico bosque de los suicidas
Publicado por: Gerson Guzm√°n
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El suicidio por lo general no es bien visto en la sociedad occidental, principalmente por la influencia de las tradiciones impuestas por el cristianismo, que durante siglos se ha instalado fuertemente en la estructura social de los países que crecieron bajo el alero de la iglesia Católica y otras religiones derivadas del legado de Roma.

Pero esta situación en muy distinta en oriente, donde milenarias culturas abrazan a esta práctica, en algunas ocasiones vista como un signo de valor y honor.

En Jap√≥n, que durante los √ļltimos diez a√Īos ha mantenido una cifra promedio de suicidio que supera los 30.000 mil casos anuales seg√ļn el World Health Organization, existe un lugar que ‘por tradici√≥n’ es el principal destino para quienes quieren quitarse la vida. Hablamos de Aokigahara, conocido popularmente como “El mar de √°rboles”, un bosque ubicado al noroeste de la base del Monte Fuji, entre las prefecturas de Yamanashi y Shizuoka, que se ha convertido en el segundo lugar con m√°s suicidios anuales, despu√©s del puente Golden Gate en Estados Unidos.

AokigaharaForest.com

AokigaharaForest.com

Si bien la National Police Agency de Jap√≥n (NPA) dej√≥ de hacer p√ļblicas las cifras de suicidios en 2003, para no estigmatizar m√°s el lugar, se tienen registros de hasta 100 cad√°veres que se fueron encontrados en el transcurso de un a√Īo, y 247 intentos de suicidio registrados a lo largo de 2010, seg√ļn se√Īala el medio JapanTimes.

Es m√°s, la Organizaci√≥n Nacional de Tur√≠smo de Jap√≥n lo describe como un lugar de sanaci√≥n espiritual, en el cual para intentar evitar los suicidios, se han instalado carteles invitando a los visitantes a cuidar y valorar su vida con frases como “La vida es un precioso regalo que te dieron tus padres” o “Piensa en tu familia”.

Seg√ļn los datos de la NPA, los primeros meses del a√Īo fiscal, es decir entre abril y mayo, son los preferidos para los suicidas que acuden a este lugar, que por lo general son hombres de entre 30 y 40 a√Īos, aquejados por problemas econ√≥micos.

Con 35 kil√≥metros cuadrados de bosque, Aokigahara ha sido protagonista tenebrosos relatos y cuentos que datan de hace m√°s de mil a√Īos, y que hablan de antiguos demonios que lo habitaban. Claro, todo como parte de la mitolog√≠a oriental.

Sin embargo estos relatos vienen de la mano con ‘la apariencia’ de este lugar, que se form√≥ durante las erupciones volc√°nicas que sufri√≥ el monte Fuji entre los a√Īos 800 y 1083. Si bien su aspecto es tranquilo y apacible, cuenta con cientos de cuevas y obscuros sectores con alta densidad de √°rboles, acompa√Īado por un suelo volc√°nico, lo que facilita la desorientaci√≥n de los visitantes que deben marcar sus rutas para no perderse en la zona.

AokigaharaForest.com

AokigaharaForest.com

Sin duda este lugar, considerado como una zona tur√≠stica por excelencia, adquiri√≥ notoriedad en 1993 con el lanzamiento del pol√©mico libro “El completo manual del suicidio” de Wataru Tsurumi, que lo mencionaba como el mejor lugar para quitarse la vida. Aunque los suicidios en la zona se registran desde muchos a√Īos m√°s atr√°s. Desde la d√©cada de los 70′ que se realizan incursiones para rescatar cad√°veres desde Aokigahara.

Una de las asociaciones populares que se hace en torno a la predilección de los suicidas por este lugar, es la referencia que se hace en la novela Nami no Tou de Seicho Matsumoto, un libro de 1960 en el que se cuenta la historia de una pareja de amantes que se quita la vida en ese lugar.

Pero no s√≥lo la atracci√≥n de la muerte ocupa espacio en los mitos que rodean a Aokigahara, pues tambi√©n se cree, sin fundamentos reales, que existen yacimientos de hierro magn√©tico que alteran las br√ļjulas y afectan los GPS, facilitando la desorientaci√≥n de las personas.

Tal vez sólo sea un bosque de tranquilos paisajes, es lo más coherente, pero es un hecho que se ha convertido en un lugar crucial para los suicidas orientales que aprovechan la soledad de la extensa zona para terminar con su vida en uno de los bosques milenarios más famosos de Japón.

Tendencias Ahora