Internacional
Hong Kong se reorganiza ante desmovilización de estudiantes
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las actividades se reanudaban el lunes en Hong Kong luego de una caótica semana, gracias a la desmovilización de los agotados estudiantes que no obtuvieron concesión alguna y analizaban la forma de continuar el movimiento.

Numerosos hongkoneses retornaron al trabajo y las escuelas reabrieron sus puertas. Pero las líneas de autobuses continuaban desviadas a causa del bloqueo que persistía en algunas calles. Esto volvía lenta la circulación de los automóviles y los metros estaban repletos, provocando la frustración de la gente.

En los lugares donde se hab√≠an desplegado miles de manifestantes a partir del 28 de septiembre, la movilizaci√≥n era m√°s d√©bil que nunca. El movimiento obtuvo un amplio respaldo de la opini√≥n p√ļblica, pero despu√©s de ocho d√≠as de par√°lisis, el descontento aumentaba, sobre todo entre los comerciantes, algunos de los cuales pagan los alquileres m√°s caros del mundo. “Los magnates del sector inmobiliario no reducir√°n nuestro alquiler este mes, tendremos que pagarlo”, se quej√≥ una pareja que tiene un comercio de venta de jugos de fruta.

Sin embargo, el l√≠der estudiantil Alex Chow afirm√≥ que el movimiento para exigir a Pek√≠n m√°s libertades democr√°ticas continuar√° y que “la pelota est√° en el campo del gobierno” para continuar un eventual di√°logo. “Si el gobierno no un paso atr√°s, es dif√≠cil decir que nosotros retrocederemos”, agreg√≥.

El jefe del ejecutivo de Hong Kong, Leung Chun-ying, odiado por los manifestantes, los exhortó a dejar trabajar a los 3.000 funcionarios que llevan una semana inactivos por las manifestaciones y los festivos.

Leung se declar√≥ dispuesto a “tomar todas las medidas necesarias para restablecer el orden p√ļblico”, sin llegar a amenazar a los manifestantes con desalojarlos si no obedec√≠an.

La coalición prodemocracia Occupy Central tuiteó la noche del domingo la decisión de los manifestantes de liberar el acceso a la sede del gobierno y abandonar el barrio comercial de Mong Kok, donde violentos choques los opusieron a vecinos hartos y manifestantes favorables a Pekín.

Aunque la movilización parecía más floja que hace unos diez días, nada indicaba que los manifestantes más determinados estuvieran dispuestos a marcharse.

Tendencias Ahora