Internacional
Ucrania: un mes de alto el fuego incumplido
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El este insurgente de Ucrania registra una nueva escalada de la violencia al cumplirse un mes del alto el fuego entre el gobierno de Kiev y los separatistas prorrusos, a quienes Rusia sigue enviando refuerzos, seg√ļn los occidentales.

Fuego de artiller√≠a volvi√≥ a golpear Donetsk este domingo. “No hay alto el fuego, ¬Ņlo oye?”, pregunta Yekaterina Mananikova, de 31 a√Īos, mientras se√Īala el aeropuerto, que un d√≠a fue un brillante escaparate para la mayor ciudad del este del pa√≠s, y ahora es el escenario de tiroteos incesantes.

En el barrio de Gladkivka, a 5 kilómetros del centro de la ciudad, un cohete Uragan ha explotado en medio de una calle, hiriendo a por lo menos una persona e incendiando dos casas.

“La paz ya se ha declarado dos veces, cu√°ntas veces deber√°n declararla para que sea efectiva”, lamenta Vitali Chura, de 29 a√Īos. “Creo que el ej√©rcito ucraniano intenta conservar el aeropuerto, pero los rebeldes atacan”.

Seg√ļn Ucrania, 75 soldados y civiles han muerto desde que se acord√≥ el alto el fuego el pasado 5 de septiembre.

Las autoridades de Kiev aseguran que no retirar√°n sus tropas mientras los rebeldes sigan disparando contra sus posiciones, incluido el aeropuerto.

Un comunicado reciente de los separatistas de Donetsk enumeraba los da√Īos infligidos a la ciudad y conclu√≠a: “La tregua es peor que los combates”.

A pesar de la violencia, ambos bandos se niegan a declarar que la tregua no funciona. Rusos y ucranianos han creado incluso un grupo junto a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para vigilar la frontera conjuntamente.

Varios analistas creen que el statu quo beneficia a todos. Seg√ļn ellos, a Kiev le conviene mantener una paz aparente para centrarse en la campa√Īa para las elecciones legislativas del 26 de octubre.

“La sociedad quiere ver el fin de la guerra [...] Los pol√≠ticos tratan de responder a esa demanda y seguir√°n hablando de tregua aunque, de facto, no exista”, explica el analista pol√≠tico Taras Berezovets.

Para Rusia, golpeada por sanciones económicas, el alto el fuego es una muestra de buena voluntad.

Europa, por su parte, “no quiere ninguna acci√≥n agresiva contra Rusia debido a los importantes v√≠nculos econ√≥micos bilaterales”, asegura Yuri Romanenko, otro analista pol√≠tico.

Kiev y los rebeldes prorrusos se han acusado mutuamente de la escalada de violencia de los √ļltimos d√≠as. Un empleado suizo del Comit√© Internacional de la Cruz Roja muri√≥ el jueves, obligando a la organizaci√≥n a suspender sus operaciones en el este de Ucrania.

Los pa√≠ses occidentales, cada vez m√°s preocupados por la situaci√≥n, tratan de forzar a las dos partes a respetar el alto el fuego y, seg√ļn medios alemanes, Berl√≠n se ha mostrado dispuesta a mandar tropas para ayudar en esa labor.

“Se ha firmado la paz, pero las pistolas son el √ļnico poder que puede decidir aqu√≠”, lamenta Olga, una habitante de Donetsk, de 42 a√Īos. “No notamos el alto el fuego”.

Tendencias Ahora