Cultura
Sinfónica de Chile se luce interpretando a Mozart y Mahler en Centro de las Artes 660
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Orquesta Sinf√≥nica de Chile tuvo un feliz retorno al escenario del Centro de las Artes 660/CA 660 para continuar este fin de semana con la Temporada Internacional 2014, bajo la batuta de su director titular, el reconocido m√ļsico ruso Leonid Grin, teniendo una nueva funci√≥n este s√°bado 27 de septiembre a las 19:30 horas.

La agrupaci√≥n orquestal de la Universidad de Chile, que ostenta la mayor trayectoria del pa√≠s, ofreci√≥ un interesante programa que contempl√≥ el Concierto para Fagot de Wolfgang Amadeus Mozart, con el debut en Chile del virtuoso solista estonio radicado en Estados Unidos, Martin Kuuskmann, adem√°s de la Sinfon√≠a N¬į 4 de Gustav Mahler, con la actuaci√≥n de la soprano Claudia Pereira como solista en parte final.

El director orquestal, Leonid Grin manejó con gran soltura a sus dirigidos. Con mucha sobriedad y sapiencia, se acomodó a las exigencias de las partituras y guió a la orquesta y a ambos solistas, por el camino del buen gusto y la correcta expresión instrumental.

Respecto a las obras interpretadas por la Sinf√≥nica, Grin afirm√≥ que ‚ÄúMozart y Mahler fueron compositores excepcionales, pero en un espectro musical opuesto, clasicismo y expresionismo respectivamente. Es obvio el contraste en la m√ļsica de estos dos gigantes, pero ambos est√°n conectados con algo mayor: amor profundo y preocupaci√≥n por la gente. Pienso que la Cuarta Sinfon√≠a de Mahler es un ejemplo muy elocuente de esto‚ÄĚ.

El director titular tambi√©n se refiri√≥ a la importancia del nuevo Teatro del Centro de las Artes 660, se√Īalando que ‚Äúes enorme, considerando que no hay buenas salas de concierto en la ciudad. Estoy seguro de que este recinto atraer√° a muchos grandes artistas de todo el mundo para tocar en Santiago.”

En la misma l√≠nea asegur√≥ que, por lo anterior, “en esta primera temporada 2014 hemos programado en este teatro junto a la Orquesta y Coro Sinf√≥nico, algunos de nuestros mejores artistas, como los directores Roberto Paternostro, Doron Salomon, el fagotista Martin Kuuskmann, con m√ļsica de grandes compositores como Mozart, Haydn, Mahler, Stravinsky, Shostakovich‚ÄĚ.

‚ÄúEs muy importante para nuestra orquesta, as√≠ como para cualquier orquesta del mundo, tocar en una sala diferente y para audiencias distintas, particularmente en una sala de primer nivel, como es el caso. Es de una mayor responsabilidad profesional y eleva la autoestima de los m√ļsicos y esto se expres√≥ en un mejor nivel del concierto‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Un joven talento del fagot

Grin destac√≥ a Martin Kuuskmann, solista del Concierto para fagot de Mozart, como ‚Äúuno de los mejores fagotistas del mundo en la actualidad y adem√°s es una persona maravillosa y encantadora. Escucharlo tocar con la Sinf√≥nica de Chile ha sido una gran experiencia‚ÄĚ.

En su primera visita a Chile, Martin Kuuksmann, interpret√≥ junto a la Sinf√≥nica, el √ļnico concierto para fagot que compuso Wolfgang Amadeus Mozart.

El joven y talentoso m√ļsico que naci√≥ en Estonia y estudi√≥ m√ļsica en Estados Unidos, representa una fuerza imponente en la definici√≥n del fagot como instrumento solista de gran categor√≠a. Su actuaci√≥n en Chile con un sobresaliente y aplaudido desempe√Īo, sirvi√≥ para comprobar todo lo que actualmente se ha se√Īalado en los Estados Unidos, pa√≠s en donde ha sido elogiado por el p√ļblico y la cr√≠tica.

El New York Times califica su interpretaci√≥n como ‚Äúdin√°mica‚Ķincre√≠ble‚Ķapasionante‚Ķ‚ÄĚ y en 2007 fue nominado al Grammy por su grabaci√≥n del Concierto para fagot de David Chesky. Frecuentemente es invitado para dar conferencias y dictar clases magistrales en los principales conservatorios y universidades del mundo.

Kuuksmann -quien se titul√≥ en la Escuela de M√ļsica de Manhattan y en la Escuela de M√ļsica de la Universidad Yale- aborda un repertorio que se extiende desde Bach a Schumann y de Berio, P√§rt, Jobim, a compositores contempor√°neos influidos por el rock y la electr√≥nica.

Además ha actuado como solista con la Filarmónica de Nueva York, con la Sinfónica Nacional de Estonia y la Nordic Symphony Orchestra, entre otras y en salas como el Carnegie Hall, Lincoln y el Kennedy Centers de Washington.

Esta vez, junto a la Sinf√≥nica, Kuuksman destac√≥ por la solidez de su interpretaci√≥n y la estupenda conjunci√≥n que ofreci√≥ con los m√ļsicos, muy en especial con la familia de las cuerdas en pleno, en esta pieza completamente mozartiana, vivaz y alegre, sin baches mel√≥dicos en sus tres movimientos.

Mozart ten√≠a solamente 18 a√Īos cuando compuso su √ļnico Concierto para fagot, en la tonalidad de Si bemol mayor. La primera parte enfrenta al solista a arduas exigencias como un agotador control de la respiraci√≥n (‚Äúfiato‚ÄĚ) para exponer frases de enorme extensi√≥n, con grandes saltos de intervalos, variada articulaci√≥n e inclusi√≥n de adornos, trinos que requieren de un absoluto dominio t√©cnico del instrumento.

De esta manera, se ha transformado en una pieza habitual del repertorio para fagot y figura en el repertorio de pr√°cticamente todos los fagotistas profesionales de primer nivel.

“El Para√≠so”, seg√ļn Mahler

La segunda parte del concierto nos llevó a una de las varias obras maestras del compositor austríaco Gustav Mahler, cuya producción musical marca la cumbre de la evolución de la sinfonía romántica y quien condujo el estreno de su Cuarta Sinfonía en noviembre de 1901 en Munich.

Sin embargo, el origen de esta composici√≥n se remonta a diez a√Īos antes, cuando el autor europeo escribi√≥ “La vida celestial,” basada en una canci√≥n popular b√°vara que describe los placeres del cielo. Mahler retom√≥ esta pieza y la convirti√≥ en el cuarto y √ļltimo movimiento de la sinfon√≠a, muy conocido por el solo de soprano que representa a un ni√Īo y su visi√≥n ingenua e inocente del Para√≠so.

Esta √ļltima parte de la obra tuvo como int√©rprete, a la reconocida soprano Claudia Pereira, quien la interpret√≥ por segunda vez con la Orquesta Sinf√≥nica de Chile, d√°ndole un tono muy mel√≥dico y suave a su canto.

Ella misma coment√≥ su actuaci√≥n expresando que ‚Äúhe trabajado la obra pensando b√°sicamente en el texto que describe ‚Äėun ambiente muy tranquilo, buc√≥lico, donde el ni√Īo va narrando su visi√≥n ingenua e inocente del cielo‚Äô lo que posibilita que la interpretaci√≥n permita distintos colores en la voz‚ÄĚ.

Repetición del concierto

Este sábado 27 de septiembre, a las 19:30 horas, se reiterará este magistral concierto de la Orquesta Sinfónica de Chile en el Centro de las Artes 660/CA 660, ubicado en calle Rosario Norte 660, nivel -2, comuna de Las Condes (Metro Manquehue). Estacionamiento gratuito.

Los precios de las entradas van desde los $4.000 hasta los $20.000, las que pueden adquirirse a través de y en boletería del Centro de Extensión Artística y Cultural de la U. de Chile, CEAC, Plaza Italia (Metro Baquedano).

Para aquellos que sean del Club La Tercera, habrá un 20 % de descuento, y para abonados de la Orquesta Sinfónica de Chile, un 50% de descuento en tarifa Platea, a la venta en boletería del CEAC.

Tendencias Ahora