Sociedad
4 cosas que nunca debes decir a alguien que dejó de beber alcohol
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las personas que dejaron de beber tras haber pasado por un momento de dependencia al alcohol, muchas veces deben lidiar con la incomprensi√≥n e insensibilidad de los dem√°s frente al tema. Estos √ļltimos no s√≥lo pueden poner al afectado en una situaci√≥n inc√≥moda, sino que adem√°s pueden incitar una reca√≠da.

Jack Feinberg, vicepresidente y director cl√≠nico en Phoenix House Texas -una organizaci√≥n estadounidense de rehabilitaci√≥n de drogas y alcohol sin fines de lucro-, se√Īal√≥ al diario electr√≥nico The Huffington Post que aquellos que se recuperaron hace poco de una adicci√≥n tienen que evitar ciertas personas, lugares y cosas, tal como un convaleciente de una crisis por enfermedad cr√≥nica. Por ejemplo, un diab√©tico no puede ir a la pasteler√≠a al salir del hospital.

En esta misma l√≠nea, Feinberg se√Īala que hay ciertas cosas que no se deben decir a alguien que dej√≥ el alcohol, ya que pueden ser absurdas, in√ļtiles e incluso da√Īinas. A continuaci√≥n, el experto se√Īala algunas.

1. “¬ŅPor qu√© no puedes tomar s√≥lo uno o dos tragos?”

Aunque para la mayor√≠a parezca s√ļper f√°cil detenerse despu√©s de beber dos tragos, para alguien que se rehabilita del alcoholismo, no es tan sencillo.

“Gran parte de la gente puede parar luego de uno o dos, o lo que sea que le acomode y no tiene ning√ļn problema. Pero para las personas con dependencia al alcohol, por la naturaleza de su enfermedad, detenerse puede ser realmente un problema”, explica.

2. “¬ŅTe puedes controlar a ti mismo?”

Aunque una persona que se recuper√≥ del alcoholismo eventualmente podr√≠a llegar a tener control sobre cu√°nto bebe, es importante recordar que a√ļn es vulnerable e incluso esto puede a contribuir a que lentamente vuelva caer en la adicci√≥n.

“Un trago puede empezar a trabajar en la cabeza (del paciente), y ah√≠ es cuando las ruedas empiezan a girar”, dice Feinberg, a√Īadiendo que este pensamiento puede llevar a la ansiedad “y una vez que tienes un deseo f√≠sico, caes en un territorio muy peligroso”.

3. “Acaso, ¬Ņno quieres brindar conmigo?”

Quizás realmente desees que tu amigo que dejó el alcohol brinde contigo sólo una vez, pero hacer un comentario como éste puede hacerlo sentir muy mal, además de exponerlo a una tentación innecesaria.

4. “No te invit√© porque s√© que no tomas”

Con frases como √©sta s√≥lo haces las cosas m√°s dif√≠ciles. Si quieres ir a un “happy hour” despu√©s del trabajo y deseas que tu compa√Īero que dej√≥ de beber tambi√©n vaya, pero no est√°s seguro de invitarlo, no le digas esto. Seg√ļn Feinberg, lo mejor es acercarte a hablar con √©l, ser sincero y explicarle que tu intenci√≥n no es dejarlo de lado, pero que te preocupa que esta actividad no sea apropiado para √©l en este momento. D√©jale en claro que no deseas excluirlo y s√≥lo quieres resguardar su bienestar. Y si realmente quieres tu amigo sobrio vaya, elige un lugar que no sea un bar.

URL CORTA: http://rbb.cl/and5
Tendencias Ahora