Cultura
Sinf√≥nica de Chile brilla bajo la batuta de Jos√© Luis Dom√≠nguez‚ÄŹ
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Jos√© Luis Dom√≠nguez, Director residente de la Orquesta Filarm√≥nica de Santiago, dio una muestra de su calidad de gran m√ļsico el reciente fin de semana, al conducir con mano maestra, el brillante concierto de la Orquesta Sinf√≥nica de Chile, con un programa de obras de compositores escandinavos: Jean Sibelius con ‚ÄúFinlandia‚ÄĚ, Edward Grieg con ‚ÄúPeer Gynt‚ÄĚ y Carl Nielsen con el estreno en Chile de la Sinfon√≠a N¬į 2.

La velada en el Teatro Universidad de Chile, donde se repas√≥ el trabajo de los tres compositores escandinavos, se inici√≥ con el finland√©s Jean Sibelius, de quien se ofreci√≥ una de sus obras m√°s conocidas, el poema sinf√≥nico ‚ÄúFinlandia‚ÄĚ, la cual incluso fue el s√≠mbolo de un antiguo programa chileno de televisi√≥n. Esta composici√≥n breve, con marcado acento nacionalista, permite el lucimiento de bronces y percusi√≥n. En la ocasi√≥n, los elogios fueron para el percusionista Juan Coderch.

“Finlandia” es una obra √°gil y vivaz, que significa esfuerzo e inspiraci√≥n. Sibelius la dividi√≥ en dos partes: la primera, un Andante sostenuto, que evoca el paisaje de la patria y su belleza y tambi√©n la presi√≥n del dominio ruso y su influencia sobre el Gran Ducado del pa√≠s escandinavo; la segunda, Allegro moderato, ofrece un ritmo marcial, con una melod√≠a que ha sido adaptada a textos de diversos himnos religiosos.

A continuaci√≥n, como obra central del concierto, vino la Suite de ballet “Peer Gynt”, del noruego Edvard Grieg, con sus partes 1 y 2, con temas a pedido del c√©lebre dramaturgo Henrik Ibsen, autor de la obra literaria del mismo nombre. Dom√≠nguez sac√≥ gran partido de esta bella composici√≥n, en especial de las cuerdas, en que sobresali√≥ en gran medida, el viol√≠n concertino de H√©ctor Viveros.

La conocida creaci√≥n, en que tambi√©n se hizo notar la jerarqu√≠a de los flautistas ejecutantes, se divide en temas muy conocidas y de gran llegada a los mel√≥manos: La Suite n√ļmero 1, con “La ma√Īana”, un Allegro pastoral en Mi mayor; “La muerte de Ase”, un Andante doloroso en Si menor; la famosa “Danza de Anitra”, en Tempo de mazurca en La menor y “El palacio del rey de la monta√Īa”, Alla marcia e molto marcato en Si menor.

En la Suite n√ļmero 2 sobresalen, “El lamento de Ingrid”, Allegro furioso, Andante en sol menor; la colorida “Danza √°rabe, Allegro vivace en Do; “El regreso de Peer Gynt”, Preludio al Acto V, en Fa menor, que evoca una tempestad y, finalmente, “La canci√≥n de Solveig”, Andante en La menor, con pleno lucimiento de los violines, que remplazan a la soprano, de la versi√≥n original.

El programa cerr√≥ con el estreno en Chile de la Sinfon√≠a n√ļmero 2, del dan√©s Carl Nielsen, “Los cuatro temperamentos”, una composici√≥n inspirada en una serie de pinturas, largamente utilizada para describir las caracter√≠sticas f√≠sicas y de personalidad, expuestas en una posada del pueblo de Sjaelland.

Nielsen describe en cuatro movimientos los estados de √°nimo: impetuoso, indolente, melanc√≥lico y alegre. Adem√°s de revelar el magistral talento del compositor, para el retrato sonoro, la sinfon√≠a demuestra tambi√©n una de las t√©cnicas particulares de Nielsen, que llam√≥ ‚Äúla tonalidad progresista‚ÄĚ: una serie de aventureras modulaciones que pasan por alto las claves formales, caracter√≠sticas de la mayor√≠a de las sinfon√≠as cl√°sicas y rom√°nticas.

Seg√ļn el director, se trata de “una pieza muy folcl√≥rica, r√≠tmica, extremadamente virtuosa para la orquesta, r√°pida y vibrante.‚ÄĚ La composici√≥n ofrece gran ritmo, marcialidad y mucho uso de bronces y percusi√≥n, pero en general permiti√≥ el lucimiento total de la orquesta en pleno, bajo la conducci√≥n de un comprometido y en√©rgico director, el cual sac√≥ m√ļltiples aplausos finales del p√ļblico asistente.

Tendencias Ahora