Internacional
Familiares de mineros nicarag√ľenses desaparecidos esperan un milagro
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cuatro d√≠as despu√©s de que una treintena de mineros quedaran atrapados en un socav√≥n artesanal en el Caribe de Nicaragua, rescatistas y familiares -esperando un milagro- continuaban el domingo la angustiosa b√ļsqueda de ocho que permanecen desaparecidos.

Grupos de rescate de 12 hombres se turnan cada hora para entrar al foso donde la temperatura es elevada y existen abismos profundos que dificultan la b√ļsqueda de los mineros, cuyos ocho nombres fueron divulgados el s√°bado por el gobierno aunque ha advertido que no tiene absoluta certeza de la cantidad.

Familiares y vecinos de los g√ľiriseros (buscadores de oro artesanales) desaparecidos permanecen en el lugar, donde han levantado casuchas con pl√°stico negro, han colgado hamacas y encendido fogones para preparar sus alimentos y aguantar la espera.

La angustia crece. Este domingo suman cuatro d√≠as desde que la ma√Īana del jueves ocurri√≥ el deslave a causa de la lluvia en la mina de oro del Cerro El Comal, en el municipio de Bonanza de la Regi√≥n Aut√≥noma del Atl√°ntico Norte (RAAN), una zona de dif√≠cil acceso.

Hay llanto y desesperaci√≥n entre madres, esposas y hermanos por saber la suerte de sus parientes y se consuelan entre ellos, mientras vigilan el t√ļnel por donde ans√≠an verlos salir.

“Estamos esperando un milagro. Porque perder a un hijo es muy doloroso”, declar√≥ al sitio oficial 19 Digital Antonia Rodr√≠guez, madre de Juan Carlos Barrera, uno de los g√ľiriseros desaparecidos.

Desafiando a la muerte

La noche del viernes, 20 g√ľiriseros fueron rescatados luego de 34 horas de estar atrapados. Estaban deshidratados, bastante cansados, llenos de barro.

Dos salieron por sus propios medios la noche del jueves al quedar a pocos metros del orificio del t√ļnel, desde donde pudieron escarbar la tierra con sus manos hasta llegar a la superficie

Pese a que estuvieron al borde de la muerte y los riesgos de trabajar en las minas artesanales, varios de los sobrevivientes se mostraron convencidos de que no tienen otra opción de vida y aseguran que volverán.

“Volver a ese lugar ser√≠a como desafiar a la muerte, pero seguir√© siendo minero”, declar√≥ a la prensa Antonio D√≠az, uno de los rescatados.

“Nos hab√≠an advertido de los peligros (en la mina), pero se trata de ganar dinero. Nunca pens√© que esto pudiera pasar, y estoy feliz de volver a la superficie”, cont√≥ el hombre.

En Bonanza unas 6.000 personas se dedican a buscar oro de forma artesanal, una de las principales actividades económicas en este municipio.

T√ļnel profundo con calor sofocante

La mayor√≠a de los que fueron rescatados se sumaron el s√°bado a las brigadas de salvamento para ubicar el lugar donde podr√≠an haber quedado atrapados sus compa√Īeros.

El sitio donde se realizan las labores de rescate es un t√ļnel horizontal, oscuro, con √°reas en las que no cabe un hombre de pie.

Hay abismos profundos y el calor es sofocante, seg√ļn reportes de periodistas y otros testigos que accedieron al sitio.

Las brigadas de socorro est√°n limpiando de sedimentos una zona derrumbada para acceder a un √°rea que va directamente a lo que en miner√≠a se conoce como chimenea, seg√ļn la portavoz de gobierno, Rosario Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega.

Murillo hizo publico el s√°bado un listado de ocho personas reportadas como desaparecidos por familiares y compa√Īeros de trabajo que estar√≠an en la mina, localizada en un cerro a 5 km del √°rea urbana de Bonanza, el m√°s importante de los tres yacimientos que conforman el llamado tri√°ngulo minero en el Caribe norte de Nicaragua.

Tendencias Ahora