Cultura
Un excepcional concierto ofreció la Orquesta Filarmónica de Santiago
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Este martes, bajo la excelente direcci√≥n del joven maestro ruso Konstatin Chudovsky y con la participaci√≥n del prestigioso pianista Alexei Volodin, de la misma nacionalidad, el p√ļblico brind√≥ grandes aplausos que valieron un ‚Äúencore‚ÄĚ.

Chudovsky condujo una seleccionada programación con obras de los compositores rusos, Tchaikowsky y Borodin, y del chileno Guillermo Rifo, en una presentación en el Teatro Municipal de Santiago, correspondiente al octavo concierto de la temporada internacional 2014.

La programaci√≥n, destac√≥ la interpretaci√≥n del “Concierto Fantas√≠a en sol mayor, opus 56″, de Piotr Ilich Tchaikowsky, considerada como una de las obras m√°s originales del repertorio del compositor ruso y en la cual el concertista Alexei Volod√≠n ofreci√≥ una notable interpretaci√≥n, con una t√©cnica perfecta y una inspirada ejecuci√≥n que le valieron grandes aplausos a su t√©rmino y la interpretaci√≥n de un “encore”.

La obra presentada es una composici√≥n a medio camino entre un concierto a gran escala y una fantas√≠a de un solo movimiento, vivaz ‚Äúh√≠brido‚ÄĚ que requiere especial virtuosismo del solista, caracter√≠stica resaltante en el pianista europeo y que result√≥ en un todo perfecto con la participaci√≥n de la orquesta en pleno . Destac√≥ adem√°s, en parte de la obra, el d√ļo de Volod√≠n con la cellista concertino Olga Levkina y la participaci√≥n del ayudante solista Sam Sherwood (“piano contra cello”).

El concierto de la Filarm√≥nica se inici√≥ con “Al Sur del Mundo”, atractiva suite del autor chileno Guillermo Rifo, fundador del Instituto Profesional Escuela Moderna de M√ļsica y propulsor de la fusi√≥n entre la m√ļsica cl√°sica y popular.

En 1983 se emiti√≥ por primera vez una serie de documentales dedicados a la geograf√≠a, flora y fauna de nuestro pa√≠s: se trataba de ‚ÄúAl sur del mundo‚ÄĚ y uno de los factores cruciales de su √©xito fue la inolvidable banda sonora compuesta por Guillermo Rifo, En 1987, Rifo integr√≥ los principales temas del programa en la Suite ‚ÄúAl sur del mundo‚ÄĚ, fiel reflejo de su credo conciliador y ciertamente ya trasformado en uno de los cl√°sicos de la m√ļsica moderna chilena. De poco m√°s de un cuarto de hora de duraci√≥n, la obra tiene junto a una bella melod√≠a, algunas pinceladas picarescas de la percusi√≥n, para constitu√≠r una armoniosa composici√≥n.
A continuaci√≥n vino la “Marcha eslava” en si bemol menor, opus 31, de Tchaikowsky, conocida pieza tambi√©n inspirada en la m√ļsica popular, una mezcla de conocidas melod√≠as que culminan con varios compases en tono de marcha. La obra, muy bien ejecutada por la Filarm√≥nica, incorpora canciones folkl√≥ricas serbias y temas rusos‚ÄĒcomo el himno ‚ÄúDios salve al Zar‚ÄĚ.

En la segunda parte y final, de gran lucimiento de director y orquesta, con excelentes solistas de las familias instrumentales, la Filarm√≥nica retorn√≥ al lenguaje folkl√≥rico con la Sinfon√≠a n¬į2 en si menor, de Alexander Borodin. La obra rememora el pasado legendario de la vieja Rusia, un tiempo de bardos y guerreros, pero tambi√©n de peligrosas amenazas. Es entonces, una patri√≥tica alabanza a la fortaleza de estos h√©roes, cuya entereza e integridad defendieron a Rusia y forjaron la identidad de su pueblo.

Tendencias Ahora