Internacional
Una oleada de inmigrantes sacude las costas de Espa√Īa e Italia
Publicado por: Patricia Acu√Īa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Las costas de Espa√Īa e Italia han vuelto a convertirse en el destino de miles de inmigrantes africanos que cruzan en precarias embarcaciones el Mediterr√°neo en direcci√≥n a estos dos pa√≠ses en busca de una vida mejor.

Solo el martes, m√°s de 900 personas, entre ellas 26 menores, incluido alg√ļn beb√©, fueron rescatadas en las aguas del estrecho de Gibraltar por los servicios de salvamento espa√Īoles, mientras que otros 1.400 inmigrantes fueron socorridos a bordo de pateras tratando de alcanzar las costas italianas.

En Tarifa, en el sur de Espa√Īa, los servicios de la Cruz Roja que atend√≠an como pod√≠an a los numerosos reci√©n llegados admit√≠an no haber visto un alud de llegadas igual.

“En un solo d√≠a nunca lo hab√≠amos visto hasta ahora”, afirmaba el martes el portavoz Miguel Garc√≠a a la radio p√ļblica espa√Īola.

Ante esta situaci√≥n, el ministerio del Interior convoc√≥ para este mi√©rcoles una reuni√≥n de urgencia en la que decidi√≥ reforzar el dispositivo de seguridad con 475 agentes en los enclaves en Marruecos de Ceuta y Melilla, as√≠ como en Algeciras, localidad del sur de Espa√Īa a orillas del estrecho de Gibraltar.

Animados por el buen estado del tiempo y las tranquilas aguas, numerosos subsaharianos huyen de la pobreza o la guerra en sus países y arriesgan sus vidas cruzando el Mediterráneo en precarias y superpobladas embarcaciones en busca de un vida mejor en Europa.

En los √ļltimos cuatro d√≠as, casi 1.300 personas fueron rescatadas por las autoridades espa√Īolas en las aguas del estrecho de Gibraltar, donde solo 15 kil√≥metros de mar separan las costas marroqu√≠es de las espa√Īolas.

- Saltando la valla -

Mientras aumentan las llegadas por mar, poco habituales en los √ļltimos a√Īos, los inmigrantes siguen buscando una entrada terrestre a Espa√Īa a trav√©s del enclave de Melilla, al norte de Marruecos.

M√°s de 600 personas intentaron saltar la triple valla fronteriza que protege esta ciudad espa√Īola, el d√≠a despu√©s de una tentativa similar protagonizada por otros 800 inmigrantes, de los que ochenta consiguieron entrar.

Un primer intento de asalto se produjo a las 04H45 (02H45 GMT) por parte de un grupo de unas 600 personas. Una sesentena de ellas consiguieron escalar hasta arriba de la valla, donde segu√≠an encaramados al mediod√≠a, vigilados por las fuerzas de seguridad espa√Īolas.

Cuatro de ellos que estaban heridos pudieron descender para ser conducidos a un hospital, explicó una portavoz de la delegación del gobierno.

Otra treintena de personas trataron de acercarse a la frontera sobre las 06H25, pero fueron rechazados por la polic√≠a marroqu√≠, a√Īadi√≥.

- “Por desesperaci√≥n” -

La presi√≥n migratoria, vinculada a los conflictos que azotan √Āfrica y Medio Oriente, tambi√©n se hace sentir en Italia, cuya marina rescat√≥ en 24 horas el martes a 1.400 inmigrantes en plena mar.

El lunes, la marina anunci√≥ que otros 2.000 inmigrantes fueron socorridos durante el fin de semana en el canal de Sicilia, el brazo de mar que separa el norte de √Āfrica de la costa meridional italiana.

Con estos rescates, el n√ļmero de inmigrantes que han llegado este a√Īo a las costas del pa√≠s supera los 98.000, explic√≥ el prefecto Mario Morcone, jefe del Departamento de Libertades Civiles del Ministerio italiano del Interior.

“Se trata de personas que vienen a Italia no para hacer turismo, sino por desesperaci√≥n. Muchos de ellos siguen muriendo en las traves√≠as, pese a nuestros esfuerzos”, afirm√≥.

El martes, Frontex, la agencia encargada de la vigilancia de fronteras de la Unión Europea (UE), reconoció un incremento excepcional de la llegada de inmigrantes a Italia durante el primer semestre de 2014, especialmente eritreos y sirios que huyen de los conflictos en sus países.

En octubre de 2013, Italia inició la operación Mare Nostrum para rescatar a los inmigrantes a bordo de precarias pateras, después de que dos naufragios provocaran más de 400 muertes en Lampedusa y Malta.

Sin embargo, tanto Roma como Madrid reclaman desde hace tiempo ayuda financiera y una política de actuación a la Unión Europea para frenar la inmigración irregular.

Tendencias Ahora