Internacional
Turcos empezaron a votar en presidenciales con Erdogan como favorito
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Turqu√≠a se dispon√≠a este domingo a convertir a su primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, en el primer presidente del pa√≠s elegido por sufragio universal directo y a prolongar cinco a√Īos su mandato a la cabeza del pa√≠s, a pesar de las acusaciones de deriva autoritaria en su contra.

Salvo sorpresas, Erdogan, en el poder desde 2003, podr√≠a llevarse la victoria en la primera vuelta de las presidenciales, obteniendo as√≠ carta blanca en los pr√≥ximos cinco a√Īos para continuar su transformaci√≥n del pa√≠s con tintes islamo-conservadores.

Unos 53 millones de electores est√°n llamados a las urnas, desde las 08H00 locales (05H00 GMT).

“Voy a votar por la estabilidad, Turqu√≠a ha sido bien dirigida desde hace trece a√Īos”, declar√≥ a la AFP Efgan, un portero del barrio de Yildiz, un feudo laico de Ankara.

“Estoy aqu√≠ para que Erdogan no pueda ser elegido”, afirm√≥ Melih Kocak, de 40 a√Īos, al salir de una cabina electoral del barrio de Besiktas, en Estambul. “Pero por desgracia, ya sabemos que ser√° presidente”, reconoci√≥.

Si Erdogan, de 60 a√Īos, gana estas elecciones, se convertir√° en el pol√≠tico turco que ha estado m√°s tiempo en el poder despu√©s de Mustafa Kemal Ataturk, fundador de la Turqu√≠a moderna y laica.

El primer ministro domin√≥ la campa√Īa electoral con su carisma y su poder financiero, lo que le hizo posible inundar el pa√≠s con anuncios publicitarios sobre su gloria, y ninguno de sus dos adversarios parece tener posibilidades de bloquear su camino al palacio de Cankaya.

Las √ļltimas encuestan otorgan a Erdogan, jefe del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP), entre 51 y 57% de las intenciones de voto.

Erdogan se opone a un solo candidato de los dos principales partidos de oposici√≥n, Ekmeleddin Ihsanoglu, un prestigioso acad√©mico de 70 a√Īos, exjefe de la Organizaci√≥n de la Cooperaci√≥n Isl√°mica (OCI).

Frente a los inflamados discursos del jefe del Gobierno, Ihsanoglu solo ha conseguido dar una imagen de abuelo tranquilizador, pero sin destacar.

“La campa√Īa ha sido injusta, desproporcionada, pero confiamos en el sentido com√ļn de nuestra naci√≥n”, lament√≥ Ihsanoglu al votar en Estambul. “Pasaremos la primera vuelta con facilidad”, pronostic√≥ a pesar de lo que dicen los sondeos.

El otro contrincante de Erdogan es un abogado de 41 a√Īos, Selahattin Demirtas, de la minor√≠a kurda del pa√≠s, seleccionado por el Partido democr√°tico popular (HDP) y que puso como prioridad las libertades y los derechos.

“Sea cual sea el resultado, esperamos que la libertad, la democracia y la fraternidad triunfen”, dijo al votar en Diyarbakir, la “capital” kurda, en el sudeste.

Acusaciones de despotismo

Seguro de su victoria, Erdogan concluy√≥ su campa√Īa electoral llamando a sus partidarios a “reventar las urnas” para dar una “cachetada democr√°tica” a sus rivales.

Pero, “el sult√°n”, como se le apoda, enfrent√≥ en los √ļltimos a√Īos, en las calles y en las redes sociales, acusaciones de despotismo, tanto por parte de ex aliados como de opositores.

En junio de 2013, millones de turcos salieron a las calles para denunciar un giro autoritario e islamista del poder. La severa represi√≥n de esta revuelta empa√Ī√≥ la imagen del gobierno.

En invierno pasado, sali√≥ a la luz un esc√°ndalo de corrupci√≥n sin precedentes. Erdogan denunci√≥ entonces un “complot” de su ex aliado islamista Fethullah G√ľlen, procedi√≥ a una purga en la polic√≠a y adopt√≥ leyes de control de internet, levantando una nueva ola de cr√≠ticas.

Pero incluso criticado como nunca antes, Erdogan ganó cómodamente las elecciones locales de marzo y sigue batiendo récords de popularidad.

Obligado a ceder el sillón de primer ministro en las elecciones legislativas de 2015, Erdogan está decidido a mantener las riendas del país desde la presidencia, un cargo que, tal y como está definido en la Constitución de 1982, es en gran parte simbólico, con el poder político real concentrado en manos del primer ministro.

Pero Erdogan, que fall√≥ en 2013 en su intento de instaurar un r√©gimen presidencial, dej√≥ claro que utilizar√≠a todos los poderes a su alcance y, sobre todo, que aprovechar√° la unci√≥n del sufragio universal para reformar la Constituci√≥n y ” presidencializar” el gobierno.

Una “fantas√≠a”, lo calific√≥ Ihsanoglu, que al igual que los adversarios del AKP y muchos observadores denuncian “el peligro de deriva autoritaria”.

Los colegios electorales cerrar√°n sus puertas a las 17:00 locales (10:00 horas en Chile), y los resultados ser√°n comunicados por la noche.

Tendencias Ahora