Notas
La escuela estadounidense que ense√Īa a los ni√Īos a crear empresas y volverse multimillonarios
Publicado por: Francisca Rivas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un ni√Īo que asiste a un colegio y piensa en qu√© profesi√≥n tendr√° cuando grande, podr√≠a imaginarse como un ejecutivo que formar√° una destacada empresa alg√ļn d√≠a. Eso ocurre con cualquier estudiante “normal”, pero no con los de la Escuela Incubadora en Estados Unidos: ellos ya est√°n creando sus propias compa√Ī√≠as.

La denominada Escuela Incubadora es un proyecto piloto desarrollado en Los √Āngeles, Estados Unidos, que comenz√≥ a funcionar hace s√≥lo un a√Īo, y ya se ha ganado tanto partidarios como detractores.

Ello debido a su particular manera de formar a los ni√Īos, m√©todo que no ha estado exento de pol√©mica: en lugar de ser un recinto educacional tradicional, este colegio se enfoca en ense√Īar a los ni√Īos a crear sus propias empresas, con el objetivo claro de volverse multimillonarios lo antes posible.

Adem√°s, no se trata de cualquier tipo de ense√Īanza sobre negocios, sino que se centra en empresas sobre tecnolog√≠a. A la par de las mejores compa√Ī√≠as del Silicon Valley, los alumnos saben de programaci√≥n, crean sus propios sitios web y dise√Īan aplicaciones para smartphones.

As√≠, su sue√Īo es convertirse en el nuevo Mark Zuckerberg del emprendimiento tecnol√≥gico.

Respecto a esta visi√≥n, Sujata Bhatt, fundadora del centro educativo, sostiene que se trata de “una escuela tem√°tica sobre emprender que se enfoca en la innovaci√≥n. Queremos que los chicos empiecen sus empresas y consideramos que nosotros somos una, as√≠ que estamos constantemente experimentando con nuestro producto, que es tratar de crear una educaci√≥n que los j√≥venes de verdad quieran”.

“Queremos chicos que miren al mundo y digan: ‘√Čstos son problemas que necesitan ser arreglados, ¬Ņy cu√°les son las herramientas que necesito para resolverlos y hacer del mundo un lugar mejor?’”, agrega Bhatt en entrevista con el medio brit√°nico BBC.

En esa misma l√≠nea, algunos de los ni√Īos que asisten a este colegio afirman que “queremos tener nuestro negocio. Antes pod√≠a que fuera hasta vendiendo galletas, pero ahora es m√°s como ‘qu√© vas a hacer, c√≥mo vas a conseguir la financiaci√≥n’”.

The Incubator School | Facebook

The Incubator School | Facebook

Pese a las ventajas que podría traer este tipo de educación, la apertura de esta escuela no ha estado exenta de controversia.

Una de las pol√©micas que se gener√≥ antes de su apertura fue respecto a su ubicaci√≥n. En un principio, las autoridades quer√≠an emplazar el colegio dentro del campus de otra escuela de la zona, la “Venice High School”. No obstante, los padres y los alumnos de dicho establecimiento se negaron a compartir el espacio con los nuevos estudiantes emprendedores.

Sara Roos, una de las apoderadas de la escuela Venice, asegur√≥ a Los Angeles Times que la oposici√≥n a la instalaci√≥n del colegio para ni√Īos emprendedores se debi√≥ a que les parece “un experimento para adoctrinar a los ni√Īos sobre los enga√Īos del mercado capitalista liberal y sin regulaci√≥n”.

Asimismo, Lisa Sobajian, presidenta de uno de los cursos, concret√≥ la entrega de una petici√≥n firmada m√°s de mil estudiantes que estaban en contra de la llegada de los nuevos compa√Īeros por razones similares.

A pesar de estas cr√≠ticas, la directora de la Escuela Incubadora se defiende y reafirma la validez e su proyecto educativo, recalcando que “quiero que los alumnos est√©n entusiasmados con aprender”.

“Esto se trata de crear escuelas de calidad para los ni√Īos”, concluye.

The Incubator School | Facebook

The Incubator School | Facebook

Tendencias Ahora