Notas
La confianza de Chile en el gas natural licuado como medida a mediano plazo para problema energético
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con unas necesidades energéticas acuciantes y una matriz principalmente térmica, Chile confía a medio plazo en el gas natural para lograr bajar las tarifas y aumentar su abastecimiento.

A un día de que el gobierno de Michelle Bachelet anuncie su esperada agenda energética, el ministro de Energía, Máximo Pacheco, apuntó a aumentar en el mediano plazo las compras de gas para reducir el peso del diésel en la matriz, mucho más contaminante y caro.

Teniendo en cuenta que Chile no tiene gas y sus vecinos no le venden, el pa√≠s ha encontrado la soluci√≥n en el gas licuado, que llega en barco desde hace unos cinco a√Īos.

El gas natural licuado (GNL) es gas condensado en líquido a través de un proceso de licuefacción a una temperatura de -161 grados celsius, que permite reducir su volumen unas 600 veces.

Este combustible, de origen fósil, es transportado en barcos llamados tanqueros o metaneros, hasta terminales portuarias adaptadas para regasificarlo e inyectarlo a los gasoductos.

Este miércoles, la presidenta Michelle Bachelet inaugura en Mejillones el tanque de almacenamiento de su segunda terminal de regasificación, operada por GDF Suez y la cuprífera estatal Codelco, que alimentará la voraz demanda energética de las mineras, las principales consumidoras de energía en el país mayor productor de cobre del mundo.

Seg√ļn Pacheco, las compa√Ī√≠as el√©ctricas en general se han beneficiado de grandes m√°rgenes en los √ļltimos a√Īos y han invertido poco, lo que, sumado a la judicializaci√≥n de muchos proyectos por parte de comunidades que critican su impacto y a la indefinici√≥n del anterior gobierno en materia energ√©tica, han aumentado la estrechez y los costos de la oferta energ√©tica.

“El gas natural no es la soluci√≥n definitiva pero es una buena salida de transici√≥n en el mediano plazo para Chile”, dijo a la AFP el analista Ra√ļl Sohr, autor del libro en materia energ√©tica “As√≠ no podemos seguir”.

Pese a la apuesta, el gobierno est√° muy disconforme con el precio. “No es aceptable que el precio del gas en Chile est√© en niveles como los de hoy”, entre los m√°s altos del mundo, dijo el ministro ante la comisi√≥n de Energ√≠a del Congreso.

“Vamos a controlar m√°s a los amigos distribuidores del gas que compran a USD 9,5 por BTU (Unidad T√©rmica Brit√°nica) y venden a USD 30″, agreg√≥.

El objetivo de Pacheco es tambi√©n “romper el monopolio” de las dos terminales de regasificaci√≥n y posiblemente aumentar su capacidad.

Dependencia del exterior

En 1995 Chile gasific√≥ su matriz al m√°ximo, por una confianza ciega en el gas argentino, de precios muy accesibles entonces. Pero en 2004 comenzaron las restricciones de Argentina, que prioriz√≥ abastecer su mercado interno, y se desencaden√≥ la traum√°tica “crisis del gas”.

Otro de sus vecinos, Bolivia -que posee grandes reservas- se niega a vender este combustible a Chile, por su reclamo de una salida al mar perdida en una guerra de fines del siglo XIX.

Chile importa el 70% de sus insumos energéticos, incluido el gas. Hasta ahora, ha comprado GNL principalmente a Trinidad y Tobago y también a Indonesia. Pero el gobierno quiere ampliar posibilidades y hacerlas viables a corto plazo.

Bachelet tiene previsto viajar en junio a Estados Unidos, donde pedirá a Barack Obama que Chile sea incluido entre los países compradores de gas de esquisto, explicó Pacheco a los parlamentarios.

Tambi√©n est√°n atentos a la construcci√≥n de un gasoducto en Per√ļ hasta el puerto de Ilo (muy cerca de Arica) y no descartan volver a comprar en alg√ļn momento a Argentina o intentarlo con Bolivia.

Para la opci√≥n peruana, seg√ļn Sohr, “hay todav√≠a un largo camino a recorrer”, mientras que Argentina “como abastecedor estable es dif√≠cil, no por problemas pol√≠ticos, simplemente por su realidad de consumo interno”, que provoca altos y bajos en los excedentes disponibles.

Pero la baraja de opciones est√° abierta.

“Es parte de una estrategia negociadora, en sentido de decir ‘no dependemos de nadie en particular y tenemos un c√≥ctel interesante ante nosotros’”, se√Īala Sohr, para quien Chile debe buscar “el m√°ximo de autonom√≠a energ√©tica posible”, por posibles crisis internacionales que compliquen su suministro.

URL CORTA: http://rbb.cl/9efy
Tendencias Ahora