Notas
3 verdades que debes aceptar ahora para que tu día sea mejor
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Desde que abrimos los ojos por la ma√Īana, las personas debemos enfrentarnos a una serie de desaf√≠os y misiones que inciden en nuestra vida familiar, laboral y social.

Muchas veces, la presi√≥n por querer “hacerlo todo bien” o “en el tiempo debido” nos provoca estr√©s y frustraci√≥n, llev√°ndonos a estar m√°s cansados y sin √°nimo.

Sin embargo, existen algunas claves para alcanzar el equilibrio entre cumplir ciertas tareas y obligaciones y no derrumbarnos si las cosas no salen como planeamos.

As√≠ lo considera Bob Miglani, ejecutivo con m√°s de 20 a√Īos de experiencia en la empresa farmac√©utica Pfizer y autor del libro “Abraza el Caos” (“Embrace The Chaos”), el cual ense√Īa a las personas c√≥mo moverse hacia adelante en sus vidas para lograr sus prop√≥sitos.

En el marco de su reciente publicaci√≥n, lanzada en octubre de este a√Īo, el escritor revel√≥ un peque√Īo listado con las 3 verdades que debes aceptar ahora para que tu d√≠a sea mejor, publicado en el medio estadounidense The Huffington Post.

A continuación, te dejamos con la traducción del texto original.

1.- “Nada ser√° perfecto”.

“Una de las razones por las que nos encontramos tan estresados y abrumados por el d√≠a es la noci√≥n de que las cosas deben ser limpias y ordenadas. Esperamos que las cosas no salgan mal. Pero cuando lo hacen, nos enfadamos. Lloramos feo. Buscamos culpar a la econom√≠a, a un mundo interconectado y a otros.

La realidad es que este concepto de perfecci√≥n es una ilusi√≥n. Vivimos en un mundo en el que hay millones de peque√Īas acciones sucediendo al mismo tiempo, impactando a millones de otras personas. Las cosas pasan r√°pido, son complicadas, inciertas e impredecibles. As√≠ es la vida.

No hay trabajos perfectos. Ni relaciones perfectas. Ni carreras o negocios perfectos. Desde la persona m√°s rica a la persona m√°s pobre, el caos de la vida no perdona a nadie. As√≠ que paremos de tratar de esperar que las cosas sean perfectas. Y aceptemos las cosas como son… locas, fortuitas, maravillosas y todo lo que hay en el medio. La vida no es buena o mala. S√≥lo es.

Aceptando que nada es perfecto, podemos comenzar a sentirnos libres reconociendo que la locura que ocurre en la vida no es nuestra culpa o de otros, sino que de como es la vida… imperfecta”.

2.- “No podemos controlar el caos. Pero podemos controlarnos a nosotros mismos”.

“Mucha de nuestra inhabilidad para lidiar con la imprevisibilidad de la vida descansa en esta noci√≥n de control. Somos afectados por el caos de la vida porque nos sentimos impotentes ante √©ste, sintiendo una p√©rdida de control de las cosas.

Intentamos controlar el lugar donde vivimos, pero no podemos controlar a nuestros vecinos. Podemos controlar el asiento del avi√≥n en el que viajamos, pero no podemos controlar qui√©n se sienta a nuestro lado. Incluso podr√≠amos controlar d√≥nde trabajamos, pero no podemos controlar a nuestro jefe o a nuestros clientes. Nos cuesta controlar a nuestros propios hijos, ¬Ņentonces c√≥mo podr√≠amos controlar la vida?.

Aceptemos que el √ļnico control que realmente tenemos durante el d√≠a es c√≥mo controlamos el caos. ¬ŅAs√≠ que para qu√© tratar de controlar cosas que no est√°n en nuestra esfera de control? Debemos redirigir ese esfuerzo de controlar a nuestro jefe o a nuestros seres queridos hacia nosotros -y la forma en que pensamos sobre la situaci√≥n, y la forma en que la controlamos-”.

3.- “La acci√≥n crea emociones positivas”.

“Con tanta informaci√≥n viniendo a nosotros de todos nuestros dispositivos y las noticias, de nuestros amigos y nuestros compa√Īeros de trabajo, f√°cilmente podemos vernos abrumados y paralizados. Nos quedamos estancados en analizar situaciones, esperando que m√°s informaci√≥n nos ayude a tomar decisiones. Pero el camino hacia adelante no es necesariamente m√°s informaci√≥n, sino que m√°s acci√≥n.

Sin importar si es algo peque√Īo, tomar acci√≥n nos puede hacer sentir geniales. Esto ocurre porque, en vez de que nos pasen cosas a nosotros, las hacemos suceder. Por √ļltimo, al tomar acci√≥n tenemos la sensaci√≥n de certeza y control que por lo general perdemos durante el curso de un d√≠a fren√©tico. Adem√°s, ver el fruto de nuestros resultados inmediatamente nos ayuda a proporcionarnos los refuerzos necesarios para que sigamos movi√©ndonos hacia adelante.

En el curso de un d√≠a ajetreado, terminamos enfrent√°ndonos a tantos desaf√≠os que ponen a prueba nuestra fuerza, nuestro conocimiento y nuestra resiliencia. Aceptemos que sin importar cu√°l sea el desaf√≠o, sin importar cu√°l sea la incertidumbre, somos capaces de tomar decisiones que impacten en qu√© tan bueno va a ser nuestro d√≠a y esa elecci√≥n no es de otros que desaf√≠an nuestro d√≠a, sino que realmente depende de nosotros”.

Bob Miglani | Facebook

Bob Miglani | Facebook

Tendencias Ahora