Notas
Ra√ļl Castro ofrece di√°logo a EEUU y flexibilizar inversi√≥n extranjera en Cuba
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente Ra√ļl Castro asegur√≥ este s√°bado que los cubanos de todas las generaciones preservaran la “obra de la revoluci√≥n”, en un discurso en que ofreci√≥ di√°logo a Estados Unidos pero preservando la independencia y el sistema pol√≠tico vigente en la isla.

“Ni nosotros, la llamada generaci√≥n hist√≥rica de la revoluci√≥n, ni las nuevas generaciones, permitiremos que se pierda la obra de la revoluci√≥n”, dijo Castro, de 82 a√Īos, al clausurar la segunda sesi√≥n anual del Parlamento.

El mandatario, que el 10 de diciembre pasado protagoniz√≥ un hist√≥rico apret√≥n de manos con el presidente de Estados Unidos Barack Obama en Sud√°frica, ofreci√≥ a Washington un di√°logo respetuoso de la independencia y el sistema pol√≠tico de Cuba, o “de lo contrario, estamos dispuestos a soportar otros 55 a√Īos en la misma situaci√≥n”.

“No reclamamos a Estados Unidos que cambie su sistema pol√≠tico y social, ni aceptamos negociar el nuestro”, enfatiz√≥.

Cuba y Estados Unidos no tienen relaciones diplomáticas desde 1961 y sostienen un enconado diferendo político .

“Si realmente deseamos avanzar en las relaciones bilaterales, tendremos que aprender a respetar mutuamente nuestras diferencias y acostumbrarnos a convivir pac√≠ficamente con ellas”, dijo.

Castro rechaz√≥ los apremios que recibe de muchos sectores dentro y fuera de Cuba para acelerar las reformas econ√≥micas que lleva adelante “sin prisas, pero sin pausas” para “actualizar” el agotado modelo econ√≥mico de estilo sovi√©tico.

“No ignoramos que quienes nos apremian a acelerar el paso nos empujan al fracaso, a la desuni√≥n y a da√Īar la confianza y el apoyo del pueblo en la construcci√≥n del socialismo”, advirti√≥ Castro.

El mandatario record√≥ que “no pocas experiencias registra la historia acerca de los nefastos resultados que ocasiona violentar el ritmo y saltarse etapas lo cual, irremisiblemente, en lugar de adelantar en la materializaci√≥n de un programa conduce al retroceso y la derrota”.

“Nunca admitiremos en la Cuba revolucionaria terapias de choque como las que estamos viendo en la rica y llamada culta Europa, que sumir√≠an al pa√≠s en un clima de divisi√≥n e inestabilidad que sirva de pretexto para aventuras intervencionistas contra la naci√≥n”, asegur√≥.

Castro inform√≥ adem√°s que el Consejo de Ministros aprob√≥ una pol√≠tica para “perfeccionar” la inversi√≥n extranjera en el pa√≠s, la que se plasmar√° en una nueva legislaci√≥n que el Gobierno someter√° al Parlamento en una sesi√≥n extraordinaria en marzo pr√≥ximo, pero no dio detalles sobre la misma.

La legislación sobre inversión extranjera vigente data de 1995, y en ella se prevé inversiones extranjeras en asociación con el Estado cubano, en función de aportar capital, tecnología y mercado, de los que Cuba carece.

Sobre la deuda externa y recientes procesos de negociaci√≥n con acreedores, en los cuales M√©xico y Rusia condonaron parte importante de las obligaciones de la isla, Castro dijo que “se continu√≥ cumpliendo estrictamente con las obligaciones financieras asumidas”.

“A ello tambi√©n contribuy√≥ el avance significativo obtenido en diferentes procesos de reestructuraci√≥n de la deuda, todo lo cual propicia que la credibilidad internacional de la econom√≠a cubana prosiga su ascenso paulatino y seguro”, dijo.

Refiri√≥ que para 2014, la isla prev√© un moderado crecimiento de la econom√≠a de 2,2%, debido a pron√≥sticos de baja de los precios internacionales de sus principales productos de exportaci√≥n, como el n√≠quel y el az√ļcar, as√≠ como el alza de las cotizaciones de los alimentos que la isla importa.

Castro precis√≥ que esa proyecci√≥n de 2,2% de aumento en el Producto Interno Bruto “no nos satisface en lo absoluto”.

Tendencias Ahora