Notas
Rebeldes sirios prometen castigar al hombre que arrancó el corazón a un soldado
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El Ej√©rcito Sirio Libre (ESL) prometi√≥ el mi√©rcoles “castigar con severidad” las atrocidades cometidas por sus hombres, en medio de la conmoci√≥n mundial generada por un video que muestra a un presunto jefe rebelde arrancando el coraz√≥n y el h√≠gado del cad√°ver de un soldado del r√©gimen de Asad.

“Cualquier acto contrario a los valores por los que el pueblo sirio ha pagado con su sangre y ha perdido sus hogares no ser√° tolerado, el culpable de abusos ser√° castigado con severidad incluso si es un miembro del Ej√©rcito Sirio Libre”, el principal grupo armado de la oposici√≥n, indic√≥ el estado Mayor del ESL en un comunicado.

El ESL asegura haber dado instrucciones para que se “inicie r√°pidamente una investigaci√≥n sobre este video difundido en las redes sociales y en el que la persona, que pretende ser miembro del ESL, comete un acto monstruoso contra el cad√°ver de un presunto un soldado del r√©gimen criminal” de Bashar al Asad.

“Los autores” de este video ser√°n detenidos y juzgados, prosigue el comunicado, y exhorta a los ciudadanos sirios a no dudar en informar a la direcci√≥n rebelde de “cualquier acto contrario a la ley cometido por personas que se presentan como miembros del ESL o de cualquier otro grupo combatiente”.

La direcci√≥n rebelde “saluda” asimismo “el rol desempe√Īado por los periodistas ciudadanos para revelar este tipo de actos, en el inter√©s de nuestra causa”.

El video difundido el lunes provocó una ola de condenas en todo el mundo, así como entre los propios militantes rebeldes que consideran que desprestigia a su causa y perjudica a sus tentativas de obtener apoyo occidental.

Seg√ļn Human Rights Watch (HRW), el hombre al que se ve en el video procediendo a eviscerar a un cad√°ver en uniforme y a llevarse el coraz√≥n a la boca amenazando con devorarlo es “un comandante de la brigada rebelde Omar al Faruk”, del ELS.

Interrogado v√≠a Skype por la revista estadounidense Time, el rebelde, identificado como Jalid al Hamad, asegura haber actuado de ese modo tras haber descubierto en el tel√©fono m√≥vil del soldado muerto videos mostrando que √©ste hab√≠a “humillado” a una mujer desnuda y a sus dos hijas.

En las im√°genes, el rebelde arranca el coraz√≥n y el h√≠gado del soldado en uniforme, antes de gritar: “¬°Juramos ante Dios que devoraremos vuestros corazones y vuestros h√≠gados, soldados de Bashar el perro!”.

El insurgente se jacta luego de tener otro video en el que se lo ve cometiendo otras atrocidades, un fenómeno creciente en la guerra entre las tropas del régimen de Asad y la rebelión.

Desde principios de marzo de 2011, tras el estallido de una revuelta popular que se convirti√≥ en guerra civil, se han multiplicado los videos que muestran atrocidades cometidas por los beligerantes. El r√©gimen y los rebeldes, enfrentados en un conflicto que ya ha dejado 94.000 muertos (seg√ļn datos de una ONG), se acusan rec√≠procamente de cr√≠menes de guerra y contra la Humanidad.

En el ámbito diplomático, el régimen sirio rechazó cualquier salida que implique una salida del poder de Asad, ante la perspectiva de una conferencia internacional propuesta por Estados Unidos y Rusia.

“Siria no aceptar√° ning√ļn diktat y sus amigos tampoco lo aceptar√°n”, proclam√≥ el viceministro sirio de Relaciones Ezteriores, Faysal Moqdad, en entrevista el martes por la noche con la cadena oficial siria Al Ijbariya. Rusia e Ir√°n son los principales aliados del r√©gimen sirio.

En el campo de batalla, el ejército sirio, apoyado por tanques y por la aviación, intentaba el miércoles rechazar un asalto de rebeldes contra la prisión central de Alepo (norte), donde están detenidas miles de personas, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH, cercano a los rebeldes).

Unos 4.000 presos, entre ellos islamistas y criminales de derecho com√ļn, est√°n detenidos en esa c√°rcel ubicada en la periferia de Alepo, una regi√≥n controlada mayormente por los rebeldes.

Tendencias Ahora