Notas
Un 68,2% de las personas vulnerables de Santiago cree que “en Chile se vive una pobre democracia”
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

As√≠ lo indican los resultados de la 10¬™ encuesta anual “Percepci√≥n de la Poblaci√≥n Pobre de Santiago sobre la Participaci√≥n Ciudadana en Chile al a√Īo 2012 y visi√≥n evolutiva desde el a√Īo 2003″, realizado por el investigador de la Escuela de Administraci√≥n y Econom√≠a de la Universidad Cat√≥lica Silva Henr√≠quez (UCSH), Marcelo Y√°√Īez P√©rez.

El estudio detalla que un 44,3% de la poblaci√≥n pobre de Santiago tiene un “Bajo o Muy bajo” nivel de satisfacci√≥n con la democracia en Chile, en tanto un 42,3% se√Īala que es “Regular” y solo 13,4% indica que es “Muy alto o Alto”. Por otra parte, un 54,0% de estas personas piensa que “las leyes que aprueban los diputados y senadores no representan a las personas” y por el contrario, el 27,9% que cree que s√≠.

Marcelo Y√°√Īez, investigador a cargo del estudio desde sus inicios, sostuvo que “los resultados del a√Īo 2012, a pesar de mostrar algunos cambios positivos, siguen siendo de los m√°s negativos de los √ļltimos nueve a√Īos en materia de participaci√≥n ciudadana y evaluaci√≥n del sistema democr√°tico chileno”.

En este sentido destaca que “resulta incomprensible que el sistema pol√≠tico no logre aprender de los a√Īos de democracia que tenemos en el pa√≠s. Es il√≥gico que se siga planteando que la elecci√≥n de una persona en un cargo de elecci√≥n popular significa un endoso en blanco de sus votantes a todo lo que √©l plantee, lo que claramente no se ajusta a la realidad. Las personas votan por aquellos candidatos con los que tengan mayores coincidencias, pero no significa que est√©n de acuerdo en todo lo que ellos piensen o hagan”.

Y√°√Īez precis√≥ que “esto es importante porque est√° en la base de una democracia la elecci√≥n de representantes, pero no es un accidente que en 10 a√Īos de este estudio, sobre el 70% no de las personas vulnerables no se siente representada por sus senadores ni diputados y m√°s del 50% tampoco con su alcalde o concejales, y en la mayor√≠a de estos a√Īos tampoco con quien ha ejercido el cargo de Presidente de la Rep√ļblica. Es evidente que esto contrasta con los resultados electorales, pero claramente hay una se√Īal muy consistente de que una democracia electoral no es sin√≥nima de una democracia participativa representativa y las personas lo tienen muy claro”.

El estudio contiene gran cantidad de informaci√≥n, desde 2003, relativa al nivel en que se siente representado este grupo de la poblaci√≥n por diferentes autoridades de elecci√≥n directa, grado en que sienten que su opini√≥n es tomada en cuenta por las autoridades, concepci√≥n de participaci√≥n, democracia y votaciones, nivel de participaci√≥n en organizaciones, tipo de organizaciones en las que participan, motivaciones para participar y para no participar en alguna organizaci√≥n, identificaci√≥n de responsables de estimular la participaci√≥n ciudadana, cargos p√ļblicos que debieran ser elegidos democr√°ticamente, caracter√≠sticas requeridas en un candidato a un cargo de elecci√≥n popular y expectativas sobre los candidatos que resulten elegidos, entre otros.

La encuesta fue aplicada en hogares en noviembre de 2012, a una muestra seleccionada aleatoriamente. En la √ļltima versi√≥n, la muestra fue de 360 personas en condici√≥n de pobreza de comunas como Independencia, Lo Prado, La Pintana, Conchal√≠ y Cerro Navia. El estudio posee un 4,1% de error muestral estimado.

A efectos de este estudio, se considera a una persona en condición de pobreza si su ingreso líquido mensual per cápita es hasta de $167.000 en el caso de familias de dos ó más integrantes, y de hasta $252.000 si es una familia unipersonal.

Tendencias Ahora