Notas
Papa Francisco desbloquea proceso de beatificaci√≥n de arzobispo salvadore√Īo √ďscar Romero
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco desbloque√≥ el proceso de beatificaci√≥n del asesinado arzobispo de San Salvador √ďscar Arnulfo Romero, conocido como “Monse√Īor Romero”, que estaba estancado desde hac√≠a a√Īos, indicaron este lunes varias fuentes en el Vaticano.

Monse√Īor Romero, muy popular en Am√©rica Latina y llamado “la voz de los sin voz” por su dedicaci√≥n a los m√°s desfavorecidos, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un comando de ultraderecha, al comienzo de la guerra civil de El Salvador.

El arzobispo italiano Vincenzo Paglia, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, anunci√≥ el domingo la noticia en Molfetta, en la regi√≥n de Apulia (sur de Italia): “La causa de la beatificaci√≥n de monse√Īor Romero ha sido desbloqueada”, dijo.

Esta información fue confirmada este lunes por la agencia de informaciones sobre el Vaticano I.Media a través de un responsable de ese Consejo Pontificio.

Monse√Īor Romero era un obispo moderado, pero bastante cercano a las corrientes m√°s a la izquierda de la Teolog√≠a de la Liberaci√≥n. Su asesinato lo convirti√≥ en un icono en los medios progresistas.

El religioso hab√≠a denunciado el hecho de que los campesinos salvadore√Īos autorizados a tomar posesi√≥n de las tierras gracias a la reforma agraria hubiesen tenido que enfrentarse a gente armada, y puso a su disposici√≥n la radio de su di√≥cesis.

“La noticia es esperanzadora. El proceso para beatificar a monse√Īor Romero va tomando cuerpo con el papa Francisco”, dijo a la AFP en San Salvador el obispo auxiliar, Gregorio Rosa Ch√°vez.

“Ciertamente monse√Īor Romero est√° en el coraz√≥n de los feligreses y de gente que no es creyente, porque este santo desborda todas las fronteras confesionales”, a√Īadi√≥.

Tambi√©n el gobierno centroizquierdista reaccion√≥ con entusiasmo: “La noticia nos ha llenado de mucha alegr√≠a (…) Hace cuatro a√Īos monse√Īor Romero se convirti√≥ en el gu√≠a espiritual de la naci√≥n y ahora nos sentimos muy optimistas porque monse√Īor Romero camina hacia los altares” dijo a la AFP el portavoz presidencial, David Rivas.

Cat√≥licos contestatarios como el obispo franc√©s Jacques Gaillot y el te√≥logo suizo Hans K√ľng deploraban desde hace a√Īos que el proceso de beatificaci√≥n de Romero, abierto en 1996, hubiera sido, seg√ļn ellos, “bloqueado”.

Juan Pablo II y Benedicto XVI desaprobaron siempre los excesos de la Teolog√≠a de la Liberaci√≥n, un desv√≠o peligroso, seg√ļn ellos, del cristianismo hacia la lucha de clases preconizada por el marxismo.

Monse√Īor Romero, antes de su muerte, habr√≠a sufrido la falta de apoyo de Juan Pablo II, sintiendo que √©ste le hab√≠a “abandonado”, afirm√≥ en 2011 el te√≥logo italiano Giovanni Franzoni.

La autorizaci√≥n dada por el papa Francisco es una se√Īal fuerte para todo un sector del clero latinoamericano que, sin estar comprometido con las posiciones m√°s radicales de la Teolog√≠a de la Liberaci√≥n, ha actuado en favor de los m√°s pobres, a veces corriendo grandes riesgos.

Los expedientes apoyados por comunidades locales que conciernen a otros sacerdotes u obispos del continente latinoamericano -sobre todo en Argentina- podrían también progresar y llegar a ser examinados por los servicios romanos.

Desde 1996 la causa para canonizar a Romero se encuentra en Roma, y en 2006 la Congregación de la Doctrina de la Fe acordó iniciar el proceso de beatificación. El expediente se encuentra en la actualidad en manos de la Congregación para la Causa de los Santos.

Por denunciar la injusticia social y la represión militar, Romero fue asesinado por un francotirador contratado por la ultraderecha al anochecer del 24 de marzo de 1980, cuando oficiaba misa en un hospital de enfermos de cáncer de San Salvador.

Con el crimen y el cierre de los espacios de participaci√≥n pol√≠tica, estall√≥ la guerra civil que finaliz√≥ en 1992, tras la firma de acuerdos de paz entre el gobierno y la guerrilla salvadore√Īa.

Tendencias Ahora