Notas
“El refugio del poeta”: La desconocida historia de la casa que alberg√≥ a Pablo Neruda
Publicado por: Francisco Ovalle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Pablo Neruda fue elegido senador por la provincia de Tarapac√° y Antofagasta en 1945, mismo a√Īo en que se le otorg√≥ el Premio Nacional de Literatura.

En 1948, la dictadura de Gabriel Gonz√°lez Videla declar√≥ al Partido Comunista como ilegal. Paralelo a ello Neruda, militante comunista, public√≥ en el diario El Nacional de Venezuela -el 27 de noviembre de 1947- un art√≠culo que a la postre se transformar√≠a en una de sus obras mas reconocidas ‚ÄúYo Acuso‚ÄĚ. Ese escrito apareci√≥ posteriormente en M√©xico como folleto con el t√≠tulo “Carta a M√©xico”, publicado por el Fondo de Cultura Popular, editorial del Partido Comunista Mexicano.

En el artículo, Neruda acusaba a González Videla de traidor a la patria y de renegar de los comunistas que lo habían ayudado a llegar a la presidencia, a quienes González Videla envió en centenares hasta los campos de concentración en Pisagua.

Neruda fue acusado de ultrajar a Chile y de calumniar e injuriar al Presidente, lo acusaron de traici√≥n a la patria. De acuerdo al libro de Jos√© Miguel Varas, ‚ÄúNeruda Clandestino‚ÄĚ, el vate se refugia en la embajada mexicana, pero desde el gobierno central de ese pa√≠s llega la orden que a Neruda no se le dar√° asilo.

El 2 de febrero de 1948 ‚Äďescribe Varas‚Äď llega a Portillo, en la cordillera de Los Andes, un autom√≥vil con patente de Valpara√≠so, en el que viajaban el senador Neruda y los diputados comunistas Humberto Abarca y Andr√©s Escobar, pero no los dejaron cruzar la frontera.

Ese mismo día se ordena el desafuero del senador Neruda y se dicta orden de detención.

A partir de ese episodio, Neruda y su esposa de ese entonces, Delia del Carril, comienzan su clandestinidad, siendo resguardados y protegidos por agentes del Partido Comunista y otros amigos que se transformaron en una verdadera red de protección, la que logró burlar a los efectivos del gobierno de González Videla.

Ese a√Īo 1948, Neruda fue protegido en una casa de Valpara√≠so, de la cual poco se sabe (o no se quiere contar). All√≠ fue refugiado en un s√≥tano. Incluso en el Canto General hay algunos versos que podr√≠an interpretarse como que fueron inspirados en lo √ļnico que pod√≠a ver desde la breve perspectiva que le daba la peque√Īa ventana de ese s√≥tano, las piernas, zapatos y los pasos de las personas que pasaban por la vereda fuera de la vivienda.

No hay registros concretos de cu√°nto tiempo estuvo oculto en este s√≥tano el poeta, ni cuando sali√≥ de √©l. Lo que si se sabe -seg√ļn el libro de Varas- es que Neruda ‚Äúcon una espesa barba y un documento de identidad a nombre de Antonio Ruiz, ‘ornit√≥logo’, atraves√≥ a caballo la cordillera de Los Andes con cinco de los suyos‚ÄĚ.

El a√Īo 1970, Neruda lleg√≥ nuevamente a Valpara√≠so y fue a visitar la morada que lo cobij√≥ en sus meses de clandestinidad, encontr√°ndose con nuevos due√Īos. A la √©poca una ni√Īa de escasos 13 a√Īos lo recibi√≥ y cual fue su asombro cuando era el Premio Nobel quien estaba en la puerta de su casa.

Mar√≠a Teresa Aguilera, inspirada por los relatos de Neruda se convirti√≥ en profesora y en una ferviente admiradora del vate. Con los a√Īos ha intentado en reiteradas ocasiones en transformar la vivienda y especialmente el s√≥tano en lo que ella ha so√Īado como ‚ÄúEl refugio del poeta‚ÄĚ, un centro tur√≠stico cultural que se desarrolla a partir de la existencia de esta vivienda de car√°cter patrimonial que cuenta con el atractivo de haber albergado al poeta Pablo Neruda en una especial etapa de su vida, donde compuso parte de su magistral obra: El Canto General.

El proyecto pretende desarrollar en esta casa,un emprendimiento cultural que se inserte en la oferta y demanda tur√≠stica que tiene Valpara√≠so como ciudad patrimonial. El proyecto contempla visitas al s√≥tano que acogi√≥ al poeta, colecci√≥n de algunos objetos, la creaci√≥n de un espacio de uso m√ļltiple que sirva de galer√≠a de arte permanente y sala de reuniones y multimedia, que pueda acoger diversas manifestaciones culturales.

Esta es, hasta el momento, la √ļnica casa conocida en la que se sabe estuvo Neruda en esa √©poca. Las otras viviendas donde estuvo oculto se han perdido en el tiempo, por lo tanto adem√°s de ser un tema relevante desde el punto de vista de los seguidores de Neruda, tambi√©n lo es desde el punto de vista hist√≥rico.

Escucha a continuación la entrevista a María Teresa Aguilera.

Tendencias Ahora