Notas
Gran interpretación de la Sinfonía Italiana de Mendelssohn ofrece la Filarmónica de Santiago
Publicado por: Johnny Teperman
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Tras su ovacionado debut como Titular de la Orquesta Filarm√≥nica de Santiago en el primer concierto de la Temporada 2013, el maestro ruso Konstantin Chudovsky volvi√≥ a destacar al frente de la agrupaci√≥n, en un programa que se interpret√≥ en dos oportunidades, con obra de los c√©lebres compositores Beethoven, Haydn y Mendelssohn, todos ellos importantes representantes de la m√ļsica cl√°sica.

En esta ocasi√≥n, la Filarm√≥nica ejecut√≥ con gran brillo bajo la conducci√≥n de Chudovsky, la Sinfon√≠a n¬į4 en la mayor, Op. 90, conocida como ‚ÄúItaliana‚ÄĚ pues Felix Mendelssohn se inspir√≥, entre otras cosas, en una procesi√≥n religiosa y una tarantela que vio bailar en N√°poles y un saltarelo que conoci√≥ en un festival romano. Se estren√≥ en 1833, pero fue publicada despu√©s de su muerte; Mendelssohn nunca quiso hacerlo antes, porque no qued√≥ conforme con ella.

De los cuatro movimientos de esta sinfonía, sin duda que el primero es el más motivador, un Allegro Vivace, que representa la alegría de vivir y rinde homenaje a Italia y en el cual la Filarmónica lució plenamente, la calidad técnica, de sus cuatro familias de instrumentos.

La programaci√≥n se inici√≥ con la Obertura Leonora n¬į3, Op. 72b (1805), de Ludwig van Beethoven, la cual, por su gran dramatismo e ideas musicales, es la m√°s grandiosa y conocida de las cuatro oberturas que el genio de Bonn escribi√≥ para su √ļnica √≥pera, Fidelio y que fue muy bien interpretada en sus cortos 15 minutos..

Vino, a continuaci√≥n, toda una sorpresa, en la que el joven director europeo y sus m√ļsicos protagonizaron la original Sinfon√≠a n¬į 45, conocida como ‚ÄúDe los adioses‚ÄĚ, de Joseph Haydn. Esta comienza con m√°s de 50 m√ļsicos sobre el escenario, pero luego de 25 minutos de m√ļsica, s√≥lo quedan dos violines entonando la melod√≠a con que termin√≥ su obra el gran compositor austr√≠aco, que la escribi√≥ como sutil protesta contra los integrantes de la noble familia Esterh√°zy, sus mecenas. Esto porque ellos hab√≠an alargado la estad√≠a de la orquesta en el campo, aplazando su merecido descanso.

Con el tiempo, el abandono gradual de la escena de parte de los m√ļsicos ha quedado al arbitrio de cada director musical. Aqu√≠ en el escenario del Municipal de Santiago, Chudovsky y sus m√ļsicos mostraron adem√°s de su capacidad de ejecutantes, un notable sentido de la teatralidad y del humor.

Tendencias Ahora