Notas
Muri√≥ el √ļltimo interno del leprosario de Isla de Pascua
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El s√°bado empez√≥ la Tapati, la principal fiesta de la isla, que rememora la llegada de los polin√©sicos y de Hotu Matu’a su primer Ariki Henua a la playa de Anakena. Al mismo tiempo, casi todos quieren olvidar la desoladora historia de la lepra en la isla, pero Papiano Ika, el √ļltimo interno, muri√≥ el lunes 28 de enero, volviendo a ventilar esos dolorosos acontecimientos.

No est√° claro c√≥mo lleg√≥ la lepra a la isla. Algunos dicen que lleg√≥ de Tahiti o de Per√ļ. Alberto Hotu asegura que llego en el Angamos, cuando el 9 de septiembre de 1888 Policarpo Toro tom√≥ posesi√≥n de la isla en nombre de Chile. Por eso a la lepra le dec√≠an revahiva, es decir bandera del continente o bandera chilena.

En 1905 se toma conciencia del tema y en 1916 el obispo castrense Rafael Edwards constata la p√©simas condiciones en que viv√≠an 11 rapanui. Un a√Īo m√°s tarde un m√©dico pronostic√≥ que ‚Äúcuatro o cinco resultaron ciertamente leprosos, tres o cuatro eran dudosos y algunos parec√≠a indudable que no ten√≠an rastro de tal enfermedad‚ÄĚ.

De ah√≠ en adelante se suceden errores, desaciertos y abusos, acusaciones graves y versiones contradictorias sobre la lepra y muchos temas m√°s. Pero todos coinciden en que la isla estuvo estigmatizada por muchos a√Īos y que la precariedad con la que se abord√≥ el tema muchas veces fue extremo. Por ejemplo que el personal muchas veces no estaba capacitado y era insuficiente, a punto de darles productos para animales (para ovejas, los que utilizaba la Compa√Ī√≠a Williamson Balfour que ten√≠a ‚Äúarrendada‚ÄĚ la isla para criar ovejas y que tuvo recluido a los isle√Īos a determinados sitios, sin libertad para trasladarse por su propia isla) a los enfermos, o medicamentos con los que ellos experimentaban, o hacerles beber metapio. O abusos como desnudar a las familias enteras -hombres, mujeres y ni√Īos- para examinarlos, a las vista del personal y de extra√Īos.

Las denuncias son muchas. De castigos físicos, apaleos, de violaciones, de recluir personas en el leprosario con diagnósticos mal hechos o por simple castigo.

Papiano Ika

Papiano naci√≥ en 1927 y fue internado a los 15 a√Īos. Pero tambi√©n est√° la versi√≥n que, estando recientemente casado, quiso seguir a su mujer que fue internada.

La lepra tuvo cura en la década del 50 y a mediados del 60 buena parte del leprosario fue demolido. Papiano quedó con secuelas graves y se quedó viviendo en los terrenos hasta su muerte.

Con él se va una fuente importante de información sobre una de las páginas más oscuras y tristes de nuestra historia. Entre otras, el haber ayudado a una fuga de enfermos que naufragó.

Hasta √ļltimo momento el conflicto que genera el tema estuvo presente. La pol√©mica surgi√≥ porque algunos ‚Äďincluido el alcalde- quisieron enterrar a Papiano en el Cementerio de Isla de Pascua, posiblemente como una forma de reparaci√≥n e inclusi√≥n. Otros quer√≠an respetar la voluntad de Papiano, que era ser enterrado con los suyos, con sus compa√Īeros de reclusi√≥n, humillaciones y tormento: en el cementerio del leprosario. Ah√≠ finalmente est√°n sus restos.

Otras víctimas

Pero Papiano no era el √ļltimo enfermo. Quedan algunos, con secuelas f√≠sicas menores, como haber perdido los dedos de sus manos, y muchos recuerdos, la mayor√≠a dolorosos y desgarradores.

Deuda

Queda pendiente una historia más consensuada y el reconocimiento de tanta negligencia, abandono, errores, abusos y delitos cometidos contra estos rapanui. Y las disculpas del Estado de Chile y de la Armada. Y también de la empresa.

Información

Hay bastante publicado sobre Isla de Pascua. Vale recomendar Rongo, la historia oculta de Isla de Pascua, de Patricia Stambuk, de editorial Pehuén (2010).

Restos del Leprosario, Isla de Pascua

Restos del Leprosario, Isla de Pascua

Tendencias Ahora