Notas
En el ‘caso Armstrong’ la justicia deportiva bordea sus propias reglas
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El caso del exciclista Lance Armstrong, condenado por hechos en su mayor parte prescritos y en base a testimonios de excompa√Īeros de equipo dopados, deja perplejos a numerosos especialistas de Derecho deportivo, que lamentan una decisi√≥n que no ven ajustada al reglamento.

“El asunto es excepcional por su amplitud, pero eso no es raz√≥n para que no se apliquen los reglamentos o que incluso no se tengan en cuenta, como ha sido el caso”, estima Antonio Rigozzi, profesor de Derecho del Dopaje en la Universidad de Neuch√Ętel (Suiza).

Este abogado suizo comprende que para evitar un “suicidio medi√°tico” la Uni√≥n Ciclista Internacional (UCI) haya preferido validar la decisi√≥n de la Agencia Antidopaje Estadounidense (Usada) y arrebatar los siete Tours de Francia al corredor texano. Pero considera que para ello “se ha primado el aspecto pol√≠tico sobre el jur√≠dico”, lo que resta credibilidad en su opini√≥n.

“No es un procedimiento antidopaje cl√°sico, sino un +procedimiento Armstrong+. Se concentra exclusivamente sobre √©l y se aceptan a su vez testimonios favorables al caso”, lamenta Alexis Schoeb, otro abogado suizo especializado en el deporte.

“Muchos exciclistas admiten ahora sus culpas, como Jonathan Vaughters, el patr√≥n del equipo Garmin. En esos casos, el plazo de prescripci√≥n de ocho a√Īos ha sido respetado”, subraya.

“Para algunos se aplican las reglas y para Lance Armstrong, claramente, no se hace. Hay dos baremos, dos formas de medir”, dice.

Por su parte, el abogado franc√©s Jean-Jacques Bertrand cree que la Usada ha conseguido un buen golpe pol√≠tico al poner a disposici√≥n en su web un informe “muy detallado” que hace complicado cualquier recurso.

“Nadie se atreve a criticar a la Usada, por miedo a aparecer como defensor de Armstrong. Pero hay que tener jueces que est√©n por encima de los sentimientos y que apliquen el Derecho tal y como est√° escrito”, se√Īala este ex√°rbitro del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

Para Alexis Schoeb, el ‘caso Armstrong’ merecer√≠a terminar ante el TAS para que se logre una decisi√≥n jur√≠dicamente satisfactoria: “Ahora hay demasiadas zonas de sombra. El debate sobre este caso es positivo porque permite que las cosas se muevan, invita a poner en cuesti√≥n el +sport business+”.

En su opinión, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que tiene todavía tres semanas para recurrir ante el TAS, también podría ser objeto de reproche si clasifica el caso tal y como está ahora.

“En el caso de Alberto Contador, las autoridades deportivas, especialmente la UCI, no dudaron en recurrir. En principio se deber√≠a esperar la misma forma de actuar, para asegurar la buena aplicaci√≥n del reglamento, incluso aunque sea a favor del deportista”, dice Schoeb.

Un recurso de la AMA parece, sin embargo, poco probable, ya que se ha mostrado “satisfecha de que el mayor esc√°ndalo de dopaje de la historia del deporte est√© cerca de llegar a una conclusi√≥n justa y apropiada”.

“Lo que molesta a un jurista es constatar que las organizaciones antidopaje no parecen estar muy dispuestas a recurrir, s√≥lo cuando el reglamento se viola a favor del deportista. Su objetivo no deber√≠a ser lograr condenas a cualquier precio, sino decisiones justas y conformes a las reglas aplicables”, insiste Rigozzi, que tambi√©n cree que la AMA deber√≠a recurrir.

Tendencias Ahora