Notas
Lentes de contacto mal limpiados pueden generar f√°bricas de virus
Publicado por: Christian Leal
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Si eres una de las miles de personas que usan lentes de contacto, definitivamente debes extremar los cuidados con su higiene. Esto porque tras analizar con cuidado la seria infección ocular que una joven francesa contrajo debido al descuido, los investigadores descubrieron que la falta de limpieza en estos implementos puede generar todo un ecosistema de microorganismos peligrosos para el ser humano.

El caso data de julio de 2011, cuando una chica de 17 a√Īos busc√≥ atenci√≥n debido al dolor y enrojecimiento que su ojo izquierdo presentaba hac√≠a dos semanas. Al indagar, los m√©dicos se enteraron de que la joven, buscando ahorrar, usaba lentes desechables con su fecha de caducidad vencida, adem√°s de diluir su soluci√≥n de limpieza con agua de la llave.

La mujer pudo se tratada exitosamente, sin sufrir más consecuencias que una cicatriz en su córnea. Sin embargo, esta semana se dieron a conocer los resultados finales de los microorganismos encontrados en la solución acuosa que usaba para almacenar sus lentes, los que tenían una variedad tan amplia que llegó a sorprender a los científicos.

Seg√ļn explica Ars Technica, inicialmente los investigadores lograron aislar una ameba dentro de la soluci√≥n, la cual conten√≠a dos tipos diferentes de bacterias. Posteriormente se percataron de que el par√°sito ten√≠a su propio par√°sito: un virus gigante al que bautizaron como Lentille, en un fen√≥meno que no es del todo extra√Īo para los cient√≠ficos.

Lo que s√≠ les llam√≥ la atenci√≥n fue descubrir que este virus conten√≠a a su vez un virus, conocidos como vir√≥fagos, al que llamaron Sputnik 2. Este “par√°sito de par√°sito de par√°sitos” ingresa directamente en la ameba y busca al virus gigante, usando su mecanismo para replicarse y distribuirse nuevamente.

De esta forma, si la ameba se infecta con el virus gigante, autom√°ticamente se convierte en un emisor de dos infecciones virales al mismo tiempo.

Pero lo que acab√≥ siendo m√°s ins√≥lito es que adem√°s del vir√≥fago, los investigadores hallaron dentro del virus gigante una min√ļscula cadena de ADN de tan s√≥lo 6 genes, la cual funcionaba de forma similar a los transposones, cadenas gen√©ticas aut√≥nomas capaces de ingresar tanto al genoma de las bacterias como de los mam√≠feros. Sin embargo, al infectar esta cadena s√≥lo a los virus, se le dio el nombre de “transpovirales”.

Y mientras los cient√≠ficos a√ļn se encuentran fascinados por el ecosistema, la recomendaci√≥n para nuestros lectores es mantener sus lentes de contacto en las mejores condiciones higi√©nicas posibles, adem√°s de lavar -y secar- cuidadosamente sus manos antes de manipularlos.

Ojo de la joven antes y después de la infección | PMC

Ojo de la joven antes y después de la infección | PMC

Fábrica de virus en célula infectada | Didier Raoult

Fábrica de virus en célula infectada | Didier Raoult

Tendencias Ahora