Notas
Realizan operativo preventivo anti tuberculosis en la c√°rcel de Coronel
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A través de muestras de desgarros de los internos que cumplen sus condenas en el Centro Penitenciario de Coronel, la enfermera Paulina Belmar, encargada del programa de Tuberculosis del hospital de esa comuna, junto al paramédico del recinto carcelario, Amador Arias, realizan cada treinta días una ronda preventiva con la que buscan mantener a raya la aparición del Bacilo de Koch, responsable de provocar la enfermedad que se contagia por vía aérea.

‚ÄúEl hacinamiento es uno de los factores que, lamentablemente, contribuyen a la proliferaci√≥n de esta patolog√≠a. Por eso es que nosotros nos acercamos a personas en riesgo de contagio, por ejemplo, a una poblaci√≥n penal‚ÄĚ, relata Paulina Belmar.

Lo que parti√≥ como un proyecto se ha sostenido por cuatro a√Īos. Durante el per√≠odo, s√≥lo ocho casos comprobados de TBC, de una poblaci√≥n actual de 229 reos se han detectado en esa c√°rcel, los que han sido tratados exitosamente en el hospital local. ‚ÄúGracias a una pesquisa temprana y al contacto diario que tengo con los reos, hemos logrado someterlos a un tratamiento efectivo, lo que ha permitido frenar la patolog√≠a a tiempo‚ÄĚ, dijo Amador Arias, param√©dico del penal.

Por su parte, el gendarme Selin Nur, cabo 1¬į y ayudante del Alcaide de ese recinto carcelario agradeci√≥ al Servicio de Salud Concepci√≥n que se puedan desarrollar este tipo de trabajos mancomunados entre ambas instituciones p√ļblicas: ‚Äúpresumo que no somos la √ļnica c√°rcel donde se realizan operativos similares a √©ste. Sin embargo, los resultados ac√° est√°n a la vista. No s√≥lo nos preocupamos del resguardo de los reos sino que tambi√©n nos importa su salud y la de nuestra dotaci√≥n de funcionarios que, d√≠a a d√≠a, conviven con los internos‚ÄĚ, puntualiz√≥.

Respecto a la atenci√≥n del personal de vigilancia, el cabo Nur y los dos profesionales de la salud que trabajan con los internos indicaron que los gendarmes tambi√©n son sometidos a chequeos regulares y que, en el √ļltimo tiempo no han detectado nuevos contagios.

Hay que consignar que, en general, el tratamiento para nuevos enfermos, con un diagnóstico de tuberculosis pulmonar activa (que contagia), se extiende por seis meses con dosis de cuatro tipos de antibióticos distintos. En el caso de pacientes ingresados por segunda vez, se les trata por nueve meses.

En Coronel, entre enero y julio de 2011, eran 13 los casos confirmados y al t√©rmino del a√Īo, la cifra se elev√≥ a 21. A julio de este a√Īo, ya son nueve las personas que est√°n sometidas a tratamientos. Cuatro casos menos a la fecha, lo que ratifica que la tuberculosis est√° siendo bien controlada por los equipos de salud del servicio penquista en las ocho comunas de su jurisdicci√≥n.

Tendencias Ahora