Notas
Cordialidad y ambiente festivo entre hinchas de Atlético y Athletic
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Veinte mil espa√Īoles se dejaron notar este mi√©rcoles en las calles de Bucarest por la final de la Europa League de f√ļtbol entre Atl√©tico de Madrid y Athletic de Bilbao, con la cordialidad y el clima amistoso entre las hinchadas como nota dominante en las horas previas al duelo.

Antes del encuentro, las dos aficiones pudieron celebrar en la capital rumana el haber llegado tan lejos en la competición.

“No viv√≠ nada igual, es impresionante c√≥mo est√° todo esto y la cantidad de gente que ha venido”, coment√≥ a la AFP Ander, un hincha de Barakaldo, junto a Bilbao, que lleg√≥ a Bucarest el martes con un grupo de amigos, su “cuadrilla” de los partidos de San Mam√©s.

La afici√≥n del Athletic gan√≥ en la batalla de los c√°nticos, dej√°ndose escuchar mucho m√°s que sus ‘rivales’ del Atl√©tico, aunque en ocasiones se hac√≠a complicado distinguir a qu√© equipo pertenec√≠a cada uno por la coincidiencia de la camiseta rojiblanca y por lo mezcladas, en total armon√≠a, que estuvieron a lo largo del d√≠a.

Como elemento distintivo de los vascos, sus tradicionales “txapelas” (boinas) y la bandera del Pa√≠s Vasco, la ‘ikurri√Īa’, dos de los elementos m√°s repetidos entre los ‘leones’.

El argentino Marcelo Bielsa, t√©cnico del Athletic, estuvo muy presente en los c√°nticos pre-partido de sus hinchas, que terminaban cada uno con un sonoro “¬°Biel-sa!”.

El centro neur√°lgico habilitado por la UEFA para la afici√≥n del Athletic se situ√≥ en la Plaza de la Constituci√≥n, frente al actual Parlamento y anteriormente palacio del dictador Nicolae Ceaucescu, mientras que la ‘zona fan’ del Atl√©tico de Madrid se coloc√≥ en la plaza George Enescu, a dos kil√≥metros.

All√≠ las aficiones pod√≠an matar las horas antes del partido con m√ļsica, un escenario, comida y mucha cerveza, aunque muchos grupos de hinchas prefirieron pasear y disfrutar de los bares y restaurantes de la zona peatonal de la ciudad, en los alrededores del Banco Nacional.

Esa misma zona de Bucarest, por su alta concentración de bares y discotecas, fue el epicentro en la noche del martes al miércoles de la fiesta de los hinchas, de nuevo mezclados con deportividad y sin incidentes destacados.

“Si yo hasta he hecho amigos vascos aqu√≠. Nos hemos cambiado el Facebook para seguir en contacto”, explica Emilio, de Tarazona (Zaragoza), pero aficionado del Atl√©tico de Madrid que presume de ser de tercera generaci√≥n (“Mi abuelo y mi padre tambi√©n lo eran”).

En los bares y ‘pubs’ del centro, a ritmo de Black Eyed Peas, Queen, Tina Turner y grandes √©xitos de la m√ļsica rumana, aficionados de los dos equipos compart√≠an espacio, copas e incluso baile, hasta muy, muy tarde.

“Yo no s√© qu√© dicen de Espa√Īa, ¬°si la marcha est√° en Ruman√≠a!”, comentaba una aficionado vasco apoyado en la barra de un bar, a punto de pedir otra cerveza. Mientras, Alina, una cantante de pop-rock en un pub, segu√≠a con el micr√≥fono en la mano despu√©s de que un espont√°neo le colocara una ‘txapela’ vasca.

Tras pocas horas de sue√Īo muchos de ellos estaban de nuevo en pie a media ma√Īana del mi√©rcoles para no perderse ni un minuto de una jornada inolvidable, que para muchos puede ser hist√≥rico si su equipo consigue el t√≠tulo.

Después de comer en las zonas de hinchas o en los restaurantes de la ciudad, muchos empezaban a hablar de cómo llegar al estadio, el Nacional, un moderno recinto inaugurado en septiembre de 2011 y situado en el extremo este de la capital, que se caracteriza habitualmente por su tráfico caótico.

La mayor√≠a de los visitantes espa√Īoles a Rumania abandonar√° el pa√≠s el jueves, bien con el orgullo de haber ganado el trofeo o con la desilusi√≥n de haberse ahogado en la orilla.

Bucarest, seguramente, recuperar√° de nuevo la tranquilidad y empezar√° a descolgar las banderas espa√Īolas que ondean estos d√≠as en el centro de la ciudad.

Revisa el informe de la televisión vasca:

Tendencias Ahora