Notas
Los ateos tienen una vida sexual mucho mejor que los religiosos seg√ļn estudio
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

De acuerdo a un reciente estudio de la Universidad de Kansas (EEUU), los ateos tienen una vida sexual mucho mejor que las personas religiosas, ya que estas √ļltimas se sienten culpables al momento de intimar e incluso semanas despu√©s de haber tenido relaciones. Asimismo, los no creyentes est√°n m√°s satisfechos con sus experiencias y m√°s dispuestos a discutir sus fantas√≠as er√≥ticas.

Para conocer detalles sobre las vidas √≠ntimas de ateos y religiosos, los psic√≥logos Darrel Day y Amanda Brown de la citada casa de estudios encuestaron a m√°s de 14 mil 500 personas, a quienes se les dividi√≥ en dos grupos seg√ļn sus creencias para luego efectuarles diversas preguntas sobre el tema.

Tras analizar los resultados, los investigadores descubrieron que pese a que ambos grupos tenían sexo en cantidades similares y hacían las mismas actividades como la masturbación, el sexo oral y ver pornografía, los religiosos no las disfrutaban tanto como los ateos debido a los estigmas formados por su sistema de creencias.

Al respecto, se indic√≥ que seg√ļn una escala del 1 al 10 los integrantes de la religi√≥n mormona son los que m√°s sienten culpa sexual con 8.19 puntos, seguidos por los Testigos de Jehov√°, los pentecostales, los adventistas y los baptistas.

Los católicos, en tanto, alcanzaron un 6.34 en dicha medición.

Además de lo citado, el estudio permitió sacar interesantes conclusiones sobre las personas criadas en hogares religiosos y aquellas que crecieron en hogares ateos.

Por ejemplo, el 22.5% de las personas de familias muy creyentes se sent√≠an avergonzados por masturbarse, y el 79.9% se sent√≠a culpable sobre alguna actividad sexual que realizaran o alg√ļn deseo que tuvieran, comparado con el 26.3% de los j√≥venes de familias ateas.

M√°s preocupante a√ļn, de acuerdo a los investigadores, fue hallar que la mayor√≠a de los ni√Īos de familias religiosas se educaban sexualmente con pornograf√≠a, ya que no ten√≠an la confianza necesaria para hablar con sus padres.

Pese a estos resultados, lo más llamativo fue conocer qué ocurría con las personas que pasaron de creer en alguna religión a dejar de hacerlo. En su caso, reportaron un significativo mejoramiento de su satisfacción sexual al poco tiempo de dejar su religión de lado.

En palabras de Darrel, ‚ÄúNosotros pensamos que la religi√≥n ten√≠a efectos residuales en las personas luego de que √©stas las dejaban, pero nuestros datos no mostraron eso. √Čsta fue una sorpresa muy placentera. La gran mayor√≠a parecen sacud√≠rsela (la religi√≥n) y seguir adelante con sus vidas sexuales de una buena manera‚ÄĚ.

‚ÄúNuestra informaci√≥n muestra que las personas se sienten culpables de su comportamiento sexual cuando son religiosos, pero eso no los detiene: s√≥lo los hace sentir mal. Por supuesto, deben volver a su religi√≥n para obtener el perd√≥n. Es como si la iglesia les diera la enfermedad, y luego les ofreciera una falsa cura‚ÄĚ, concluy√≥ el experto seg√ļn consign√≥ el medio brit√°nico Daily Mail.

Tendencias Ahora