Notas
Elecciones en Francia: la derecha intenta desestabilizar a Hollande
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El presidente saliente de Francia, Nicolas Sarkozy, y sus partidarios llevan a cabo una campa√Īa de desestabilizaci√≥n personal de candidato socialista y favorito en los sondeos, Fran√ßois Hollande, al que acusan de “huir” de los debates.

El diario conservador Le Figaro cita este martes a un consejero del presidente saliente que dice “seremos odiosos”.

Refiri√©ndose al entorno del candidato a la reelecci√≥n, el rotativo afirma que de aqu√≠ a la segunda vuelta, el domingo 6 de mayo, “todos los golpes estar√°n permitidos”.

“Hay que hostigar a Hollande, al igual que me han hostigado a m√≠”, dijo el presidente a sus colaboradores, seg√ļn Le Figaro.

Nicolas Sarkozy piensa atacar a su adversario acus√°ndolo de inexperto, haciendo valer que nunca ocup√≥ una funci√≥n ministerial, pese a haber dirigido el Partido Socialista durante 11 a√Īos (1997-2008) y haber desempe√Īado cargos electos.

El presidente saliente espera tomar ventaja sobre Hollande en el tradicional debate televisado, previsto en principio el 2 de mayo. El domingo por la noche, tras la primera vuelta, Sarkozy sorprendi√≥ al proponer tres debates, una idea que el socialista rechaz√≥ de inmediato y le ha valido numerosas cr√≠ticas de la derecha, que lo acusa de tener “miedo”.

Este martes, las cuatro grandes radios generalistas del país, Europe 1, France Inter, RMC y RTL propusieron un debate a los dos finalistas, que sería difundido esta semana, pero Hollande se negó también.

El candidato socialista argument√≥ que “ya hay un debate previsto. Las televisiones y las radios pueden perfectamente organizarlo juntos, es su responsabilidad”. “Hay una tradici√≥n, un rito, y los franceses lo esperan. Quieren un gran debate. No hay m√°s que decir”, insisti√≥.

“Si Fran√ßois Hollande rechaza el debate, es porque debe haber razones, no debe de estar muy seguro, ni de su proyecto, ni de su precisi√≥n”, critic√≥ por su lado Brice Hortefeux, uno de los m√°s cercanos colaboradores de Sarkozy, que tuvo varias carteras en sus gobiernos.

El propio presidente está poniendo una energía particular en los ataques contra el candidato socialista.

El lunes, ante su cuartel general de campa√Īa, dijo refiri√©ndose a Hollande: “ahora se trata de debatir ante los franceses, proyecto contra proyecto, personalidad contra personalidad, experiencia contra experiencia. Los franceses tienen el derecho de saber, Hollande no debe huir”.

“Nicolas Sarkozy es eso, siempre fanfarroneando”, respondi√≥ el socialista en una entrevista el martes con el diario Lib√©ration. A prop√≥sito del debate televisado, afirm√≥ que lo aborda “con mucha serenidad”.

“Pienso que debe ser un momento de elevaci√≥n. El candidato saliente quiere convertirlo en un pugilato porque no tiene opci√≥n. Es como el corredor que se ve distanciado e intenta atrapar por la camiseta al que va delante”, a√Īade.

Desde el comienzo de la campa√Īa electoral, el candidato socialista ha procurado mantener siempre la calma ante los ataques de la derecha, que se ha servido de las cr√≠ticas vertidas previamente por algunos socialistas que tachan a Hollande de blando e impreciso.

La estrategia de ningunear esas críticas, por el momento, le ha funcionado. Logró unir a los socialistas alrededor de su candidatura y en la primera vuelta de la elección presidencial fue el más votado (28,6%), frente a Nicolas Sarkozy (27,18%). En la segunda vuelta, todos los sondeos lo dan ganador.

Ahora, el presidente saliente tendrá diez días para cambiar las tornas.

“Voy a ganar y te voy a decir por qu√©. No es bueno y empieza a verse. ¬°Hollande es nulo!”, dijo Sarkozy al diario Le Monde antes de la primera vuelta. Una confidencia seguida de otra m√°s agresiva d√≠as m√°s tarde: “Voy a reventarlo”.

Tendencias Ahora