Notas
Roger Waters maravilló con su ópera rock The Wall a miles de fanáticos en el Nacional
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Con los acordes de su tema “In The Flesh”, Roger Waters abri√≥ la noche de este viernes en el Estadio Nacional su show The Wall, considerado como “una verdadera √≥pera rock”.

Esta fue una velada inolvidable para los miles de fanáticos que abarrotaron el principal coliseo deportivo del país, asistiendo a una sátira musical en contra de las guerras, los totalitarismos y dictadores.

Más que un concierto se trató de un correlato conceptual con una puesta escénica nunca antes vista en el país, plasmada de imágenes que repasan la vida del propio Waters y de varias generaciones.

Los traumas de infancia de artista como la muerte de su padre en la Segunda Guerra Mundial, la sobreprotecci√≥n materna, la opresora educaci√≥n brit√°nica se plasman esta vez en un espect√°culo √ļnico que combin√≥ m√ļsica e im√°genes proyectadas en una enorme muralla de 76 metros de ancho por 14 metros.

Con puntualidad inglesa el artista sali√≥ al escenario justo a las 21:30 horas y luego de “In The Flesh” los temas de The Wall se fueron sucediendo unos a otros, provocando el delirio de los miles de asistentes.

“Another brick in the wall part 1″ y “The happiest days of our lives” deleitaron a un p√ļblico. Al interpretar “Another brick in the wall part 2″, tema en que un grupo de ni√Īos le grit√≥ el cl√°sico “We don’t need no education/teachers leave the kids alone” apareci√≥ un enorme t√≠tere de un vestido de profesor.

Asimismo, Waters dedic√≥ un tema a Jean Charles de Menezes, un electricista brasile√Īo asesinado por la Polic√≠a Metropolitana inglesa en la estaci√≥n de metro de Stockwell, en Londres, el viernes 22 de julio de 2005, al ser confundido, seg√ļn la versi√≥n policial, con Husein Osman, un terrorista islamista.

Posteriormente record√≥ a V√≠ctor Jara y a los desaparecidos para dirigirse al p√ļblico en espa√Īol expresando “Gracias, buenas noches Chile. Primero (quiero) felicitar a los ni√Īos de Santiago con un gran aplauso. Quiero dedicar este show a la memoria de V√≠ctor Jara y a todos los otros desaparecidos y torturados, los recordaremos”.

Acto seguido cant√≥ el cl√°sico “Mother” y durante “Good bye blue sky”, donde Waters arremeti√≥ contra las religiones.

Luego fue el tiempo de “Don’t leave me now”, en la que apareci√≥ una gigantesca marioneta de una mujer, y durante “Another brick in the wall part 3″ y “The last few bricks”, el muro se arm√≥ completamente proyect√°ndose una serie de im√°genes para dar paso a un intermedio de casi media hora luego de cantar “Goodbye cruel world”.

Al regreso la banda toc√≥ “Hey you” desde detr√°s del muro para seguir con “Is there anybody out there” y “Nobody home”, en el que Roger Waters cantaba en un living.

Asimismo en “Vera y Bring the boys back home” se mostraron una serie de im√°genes sobre la guerra hasta cantar “Comfortably numb”, que fue coreado por los miles de asistentes.

Despu√©s fue el turno de “In the flesh”, en el que apreci√≥ la figura de un jabal√≠ cubierto de consignas que vol√≥ por el aire pasando entre las manos del p√ļblico hasta desinflarse mientras sobre el escenario flameaban banderas alusivas a los totalitarismos de distinto signo.

Asimismo, durante el concierto, Waters, caracterizado como un típico dictador militar, sacó una metralleta para disparar sobre la multitud ubicada bajo un escenario que trajo a la memoria varios momentos de la humanidad durante el siglo XX.

Despu√©s, Water interpret√≥ “Run like hell”, el que fue aplaudido a rabiar por los asistentes, al igual que “Waiting for the forms”, “Stop” y “The trial”.

Uno a uno fueron cayendo los ladrillos para poner fin a un show que termin√≥ con la versi√≥n ac√ļstica “Outside the wall”, momentos en la que el rockero present√≥ a sus m√ļsicos cerrando as√≠ la primera de sus dos presentaciones en el Nacional.

URL CORTA: http://rbb.cl/2ck0
Tendencias Ahora