Notas
Berlusconi habr√≠a incitado a mentir a la justicia a su “proveedor de mujeres”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Silvio Berlusconi habría incitado a mentir a la justicia al empresario Gianpaolo Tarantini, quien entre 2008 y 2009 gastó casi 29.000 euros para recompensar a las muchachas que enviaba a las fiestas del jefe del gobierno, indica este martes la prensa italiana.

Berlusconi podr√≠a ser encausado por la fiscal√≠a por haber pedido a Tarantini que mienta en la investigaci√≥n del caso de las prostitutas de Bari (Pullas, sur), reclutadas por el empresario para animar sus fiestas, seg√ļn los medios, que citan una decisi√≥n tomada la v√≠spera por el tribunal de N√°poles.

De confirmarse esto, Berlusconi, que ya está implicado en varios otros casos judiciales, podría ser puesto bajo investigación.

Seg√ļn la prensa italiana, el tribunal de N√°poles determin√≥ que la fiscal√≠a de Bari era competente para investigar el caso, y tambi√©n decidi√≥ poner en libertad a Tarantini, que podr√° dejar est√° noche la prisi√≥n de Poggioreale (N√°poles), donde est√° encarcelado.

Esta decisión acrecienta la presión sobre el jefe de gobierno, que hasta ahora no había sido procesado por este caso, en el que sólo era testigo, en la medida que recurrir a prostitutas no es un delito en Italia.

Seg√ļn la prensa, la investigaci√≥n de Bari revel√≥ que Tarantini pag√≥ a una treintena de j√≥venes para que aceptaran asistir a las veladas de Berlusconi en sus residencias privadas en Roma y Arcore, cerca de Mil√°n, entre el 10 de julio 2008 y el 29 de abril de 2009.

Berlusconi había vuelto al cargo de primer ministro tras la victoria del centro-derecha en las elecciones legislativas de 2008.

Si las invitados pasaban la noche en la cama del jefe de gobierno Tarantini le pagaba 1.000 euros, pero seg√ļn las intercepciones telef√≥nicas publicadas por los diarios, algunas recib√≠an una prima de mano del mismo Berlusconi: sobres con billetes de 100 euros.

Seg√ļn las intercepciones, hab√≠a al menos cuatro o cinco muchachas por noche y Tarantini deb√≠a estar siempre reclutando nuevas. El contratista de Bari les pagaba el transporte y alojamiento, al tiempo que les hablaba de apariciones en los canales de televisi√≥n privados o una carrera como actriz.

Otras intercepciones dan cuerpo a la tesis de la fiscalía, en el sentido de que el objetivo de Tarantini era conseguir, en las veladas de Berlusconi, contactos de alto rango con miras a conseguir contratos con las empresas del Estado como Finmecannica, para sí mismo o para cómplices.

Tendencias Ahora