El entrenador de la Roma, el español Luis Enrique, afirmó que no tiene intención de cambiar su forma de ver el fútbol, a pesar del mal inicio de temporada de su nuevo equipo, que ha provocado que su continuidad en el cargo se vea seriamente cuestionada.

El técnico asturiano, ex jugador del Real Madrid y el Barcelona, ha visto cómo su club fue eliminado en la Europa League y no ha conseguido ganar en cinco encuentros, algo que tratará de corregir el domingo en Parma.

“No cambiaré mi forma de ver el fútbol, que es el fútbol de ataque. Estoy convencido de que no necesitaré cambiar mi idea futbolística. Los números no son buenos, pero creo que podemos remontar”, comentó Luis Enrique.

“Siempre uno espera comenzar bien y que todos digan cosas buenas de ti. No he decidido cómo comenzar la temporada, ha comenzado así y ahora hay que encontrar el camino para empezar a ganar”, dijo.

Antes de la 5ª jornada de la Serie A italiana, que comienza este sábado, la Roma ocupaba la 14ª posición, con dos puntos, tras dos empates y una derrota. En la Europa League, la Roma fue eliminada a finales de agosto por el Slovan de Bratislava eslovaco.