Un hombre de 49 años con graves problemas financieros trató en un gesto desesperado de prenderse fuego este viernes frente a la sede del gobierno polaco, anunció la policía de Varsovia.

El hombre fue inmediatamente socorrido por agentes de seguridad de la sede gubernamental y llevado al hospital. Según los médicos, su estado es grave pero su vida no corre peligro.

EL hombre dejó una carta explicando su gesto en el banco de una plaza junto a la sede y envió copia de ésta a los principales diarios.

El primer ministro polaco Donald Tusk, en gira electoral por el país antes de las elecciones legislativas del 9 de octubre, anunció que interrumpiría la gira para volver a Varsovia y visitar a la víctima.

“Es un caso extremadamente dramático”, declaró Tusk visiblemente conmovido.