Notas
Corte de Santiago acoge recurso de protecci√≥n de funcionarios p√ļblicos por descuentos en paro
Publicado por: Poder Judicial
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió un recurso de protección presentado por la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) y la Asociación Nacional de Funcionarios del Servicio de Impuestos Internos (Afiich) en contra de los descuentos aplicados por el gobierno en el paro de noviembre y diciembre de 2010.

En fallo unánime los ministros de la Séptima Sala del tribunal de alzada Mario Rojas, Pilar Aguayo y el abogado integrante Antonio Barra, ordenaron reponer los dineros descontados a los funcionarios por considerarlos arbitrarios e ilegales.

La resolución, siguiendo lo resuelto por la Corte Suprema en varios recursos similares, determina que no se puede realizar los respectivos descuentos de manera masiva.

‚ÄúEl procedimiento de descuentos, reglamentado en el citado art√≠culo 72 del Estatuto Administrativo, pensado y articulado evidentemente para una situaci√≥n de apacible y normal desarrollo de los servicios, no puede resultar debidamente operativo en trance de paralizaci√≥n o movilizaci√≥n m√°s o menos generalizada, cuyo es el caso de autos, en cuanto: A) Se trata de paralizaci√≥n de actividades, con asistencia del personal involucrado, lo que hace inviable el mero examen de los controles de asistencia. B) Se trata, pues, de que la totalidad o casi totalidad de los funcionarios de las diversas dependencias del servicio, se encuentran presentes y manifestando en el interior y en el frontis del local del Servicio, pero no necesaria y precisamente todo el tiempo en el lugar o dependencia precisa de su desempe√Īo habitual, sino en continuo movimiento y circulaci√≥n, circunstancias todas impedientes de un adecuado control de presencia ni de actividad, durante toda la jornada laboral, por parte de cada jefatura. C) Atendida la masividad de la movilizaci√≥n, se ha imposibilitad, de hecho, la prestaci√≥n de los servicios de aquellos funcionarios no adherentes a la misma, respecto de los cuales su inasistencia o inactividad debe entenderse debida a caso fortuito o fuerza mayor, no susceptible de fidedigna comprobaci√≥n. D) En raz√≥n de la dicha masividad (el recurrido ha reconocido en estrados que se trat√≥ de 2.074 descuentos, correspondientes aproximadamente al 50% del total de funcionarios del Servicio), no puede resultar convincente ni veros√≠mil el simple control de cada jefe de secci√≥n o departamento, dado el alto n√ļmero de funcionarios movilizados y la complejidad de los c√≥mputos pertinentes‚ÄĚ, dice el fallo.

Agrega que: ‚ÄúA juicio de estos sentenciadores, deslegitiman el control y c√≥mputo invocados por el recurrido por la deficiencia de su resultado, en tanto ha desembocado en la err√≥nea personalizaci√≥n y cuantificaci√≥n de los descuentos, reconocida por el Servicio para a lo menos un diez por ciento del total de funcionarios involucrados, especialmente en cuanto adem√°s: A) No se ha acreditado en autos por el Servicio recurrido haberse efectivamente contado con el ‚Äėrequerimiento escrito del jefe inmediato‚Äô de todos los funcionarios sancionados con los descuentos. B) No se han explicitado debidamente los procedimientos de acreditaci√≥n de las respectivas paralizaciones diarias, totales o parciales, del personal involucrado. C) No se ha acreditado a cabalidad la efectividad de las restituciones que por descuentos err√≥neos ha invocado el servicio recurrido, seg√ļn se ha expresado en la letra C) del Considerando Cuarto del presente fallo, y en cuanto, adem√°s, los documentos acompa√Īados de fojas 151 a 153 resultan insuficientes al efecto (‚Ķ) A mayor abundamiento, aun cuando pudiere entenderse enmendados dichos errores en la medida de la restituci√≥n referida, ello no puede legitimar el err√≥neo procedimiento empleado, especialmente en cuanto a la carencia de fidedigna determinaci√≥n de los tiempos no trabajados por el resto de los recurrentes‚ÄĚ.

Tendencias Ahora